3
FIN
4
Sporting

FÚTBOL SALA | CHAMPIONS

El Barça se queda sin Champions en cinco minutos dramáticos

El Sporting es el nuevo campeón de Europa tras remontar un 2-0. Los azulgrana, que se toparon hasta tres veces con la madera, pierden su tercera final en 36 días.

El Barça se queda sin Champions en cinco minutos dramáticos
FCB Fútbol Sala

El Barça perdió su corona europea en Croacia tras caer ante el Sporting de Portugal, que remontó de manera espectacular un 2-0 para lograr su segunda Champions tras la de 2019. El que era vigente campeón cuajó 25 minutos sublimes, controlando el partido en todo momento y dominando a un Sporting que, al igual que contra el Movistar en semifinales, volvió a dejar patente que a intensidad es difícil ganarles. Para el Barça era su segunda final de Champions en 204 días. Tuvo en su mano el hecho histórico de ganar dos en la misma temporada, después de que en octubre se disputara la de la temporada anterior. Cosas de la pandemia. No fue así, y es que el Sporting se devoró al equipo de Andreu Plaza en los quince minutos finales, los decisivos.

La salida a pista del Barça fue inmejorable. Se habían enfrentado dos veces contra los verdiblancos, y en ambas triunfaron. Esta vez, tuvieron el partido de cara desde el minuto uno: Marcenio, tras una anticipación en pista propia, robó y definió con contundencia ante Guitta. "Será muy importante el que marque primero", decía Plaza en la previa, y es que al Sporting es muy difícil jugarle con desventaja en el marcador. Los portugueses reaccionaban con acercamientos tímidos, liderados por Merlim, pero sin generar peligro sobre la portería de Dídac. Es más, el Barça era el que perdonaba, especialmente Esquerdinha, que se topó dos veces con la madera. La suerte no sonrío al brasileño. Fue su compatriota, Ximbinha, el que anotó el segundo tras una gran contra, unas de las grandes armas del Barça, asisitido por Daniel. Al descanso, los azulgrana se fueron con la sensación de haber perdonado, pese a ir 2-0.

El Sporting, celebrando la Champions en la pista de Zadar (Croacia)

Los primeros minutos tras el descanso serían claves. Ferrao estaba anulado por Erick, que realizó un marcaje férreo sobre el de Chapecó al que incluso realizó un posible penalti. En la segunda mitad el balón estaba más en la pista del Barça, que esperaba a la contra o con los balones de Didac a Ferrao, uno de los principales sistemas de juego del club en los últimos años. Adolfo tuvo el tercero, pero la madera otra vez impidió el gol... y entonces llegó la hecatombe. Zicky, pívot de 19 años que ya hizo mucho daño al Movistar, anotó a portería vacía tras una serie de rechaces. El gol generó dudas a un Barça que, cuando quiso reaccionar, ya tenía perdida su ventaja: Erick empató de cabeza tras un saque de banda. La defensa no estuvo acertada y quedaban trece minutos. Dídac salvó el tercero de forma milagrosa y Andreu Plaza no esperó más para pedir el tiempo muerto.

"Los momentos difíciles es cuando hay que estar más tranquilo", decía el técnico a sus jugadores, pero otro mazazo estaba a punto de llegar. Zicky provocó una nueva falta, Taynan disparó un balón que se coló entre Didac y Daniel y, tras golpear en el palo, Joao Matos anotó el tercero. En cinco minutos, el Sporting había dado la vuelta a una final de Copa de Europa. En el Barça, pese a quedar un mundo, se empezaban a ver miradas al suelo, con desánimo. A cinco del final, Daniel salió de portero-jugador, y poco después el Sporting anotó el cuarto. Erick disparó desde lejos, su balón se estrelló en el palo... y el rechace lo recogió Pauleta. Ferrao anotó para recortar diferencias y Esquerdinha, el más activo del Barça en el juego de cinco para cuatro, acarició el empate, pero la Champions se fue para Portugal. Tercera final perdida por el Barça en 36 días (dos ante el Movistar en Copa de España y Supercopa y esta ante el Sporting) y en todas ellas tuvo un denominador común: empezó ganando. De esta manera, los dos equipos que se disputen el título en el playoff de Liga irán a la Champions del próximo año.