GOLF

Rose alarga idilio con Augusta con Rahm al par y Sergio fuera

El inglés sufrió en el segundo recorrido, pero sigue líder (-7) tras firmar el par. El castellonense no pasó el corte, Rahm es 21º y Olazábal está con +2.

Rose alarga idilio con Augusta con Rahm al par y Sergio fuera
MIKE SEGAR REUTERS

“Me recuerda a los 90. Greenes duros y un campo de golf rápido en el que necesitas tener gran toque y además debes pensar al impactar tus segundos tiros. Si fallas en el juego corto estás prácticamente muerto, pero creo que así debe ser el Masters", instruye el maestro Chema Olazábal, doble ganador en Augusta, que acabó la segunda jornada con -1 (+2 total) y clasificado para el fin de semana en su 32ª participación. El Masters ha recuperado su esencia, la que hace del maravilloso campo de Georgia un infierno para el jugador que se enfrenta a él. "Siento como si acabara de subir al ring con Tyson, ha sido una pelea brutal", asegura el estadounidense Gary Woodland.

En la edición disputada en noviembre, nueve jugadores hicieron 67 golpes o menos en la jornada inicial, en la 85ª sólo Justin Rose salió claramente vencedor del envite al firmar 65, 7 por debajo del par, y ser el primer líder con 4 golpes de ventaja. Sin embargo, incluso para el inglés de 40 años, nacido en Sudáfrica y el único golfista medalla de oro olímpico vivo, no todo fue un camino de rosas para él. En el hoyo 8 iba con +2 en su casillero. "Sabía que no era el fin del mundo, pero también que iba en dirección equivocada. No puedes ganar el Masters el primer día, pero sí puedes perderlo en cualquiera de los cuatro", explica. Lo hizo con un eagle en el 8 y birdies en el 9, 10, 12, 13, 15, 16 y 17.

"Creo que mantener las expectativas relativamente bajas incluso en esta situación es algo bueno", dice Rose que en 2017 vio como Sergio García le arrebataba la gloria en el desempate (también fue segundo en 2015) de Augusta. El campeón del US Open 2013 sabía bien de lo que hablaba. Augusta es un campo cuyos idilios son como la primavera, efímeros, y hay que sacar todas las armas para que continúe el enamoramiento. En el segundo recorrido le tocó sufrir mucho más, pero se agarró con fuerza y paciencia para firmar 72 golpes (par) después de tres birdies en la parte final (13, 14 y 16) y conservar plaza de privilegio en la general con -7, aunque por detrás se le acercan mucho ya Jordan Spieth, Will Zalatoris, Hideki Matsuyama, Brian Harman, Marc Leishman, Justin Thomas, Si Woo Kim, Cameron Champ o Tony Finau.

¿Y los españoles? Dos pasaron el corte aunque muy lejos de Rose. Brillante y destacable Olazábal pasando el corte con solvencia y por primera vez desde 2014 a los 55 años, y regularidad sin brillo de Jon Rahm, incluyendo también algún fallo extraño como la bola al agua en el 15, que tendrá que ajustar y acertar mucho más con el putt en las dos rondas finales para intentar acercarse a las plazas de privilegio desde el par del campo. Por su parte, Sergio García quedó fuera tras cometer demasiados errores que lastraron cualquier opción de jugar durante el fin de semana. Acabó el día al par, pero +4 en el total, a un golpe de haberse ganado estar en el tee de salida del sábado. Muy destacable también fue el inesperado adiós del vigente campeón y número uno del mundo, Dustin Johnson, que también verá las dos rondas finales por televisión al firmar un +5 (+3 en la segunda jornada) en los 36 hoyos.

ASÍ VA LA CLASIFICACIÓN DEL MASTERS