BALONMANO | MUNDIAL

El muro de España

Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales son la pareja de porteros más solvente de este Mundial. Llevan desde 2009 compartiendo portería.

El muro de España
DIARIO AS DIARIO AS

Según las estadísticas oficiales España tiene la mejor pareja de porteros del Mundial, la más fiable, porque Gonzalo Pérez está en el segundo puesto y Rodrigo Corrales en la tercera plaza. Para Jordi Ribera es una suerte, porque ambos son fiables y diferentes: Gonzalo (1,90 metros) más activo y que actúa por anticipación; Rodrigo (2,02 metros), un tipo grande que ocupa mucho espacio.

El Barça les reunió en su cantera en 2009, cuando fichó a Gonzalo en Toledo y a Rodrigo en Pontevedra, aunque sólo Gonzalo ha hecho carrera en el equipo azulgrana porque el gallego rompió su relación para jugar en el PSG, y ahora está en el Veszprem húngaro porque Sterbik es el entrenador de los porteros y quiso trabajar con Arpad, retirado definitivamente el pasado mes de mayo cuando dijo basta aunque estuviese clasificado para la Final Four.

Durante este mes, en la Selección, a los dos les han cantado el cumpleaños feliz, nacidos en enero en 1991, con lo cual son jóvenes para el puesto que ocupan y con dos títulos europeos cada uno.

Premiados

Tanto Gonzalo como Rodrigo se han llevado un premio de jugador más valioso del partido, y ayer el gallego hacía su valoración de la portería danesa en la que aparece Landin, elegido como el mejor del mundo en 2019: "Tiene tres metas de altísimo nivel porque Landin (Kiel), Moller (Barça) o Nielsen (Nantes) cuando han jugado lo han hecho bien; es más, tienen un cuarto portero de calidad fuera, Green. Cada uno aporta una característica diferente".

Respecto a su relación con Gonzalo, "yo confío plenamente en él, y supongo que él también en mí. Llevamos muchos años juntos, y espero que podamos ayudar hoy al equipo", señala el gallego.