UFC

Las tres retiradas de McGregor y los motivos de sus regresos

Conor McGregor pelea este sábado ante Dustin Poirier. Es la tercera vez que abandona el retiro para competir, aunque nunca dejó de estar presente.

Las tres retiradas de McGregor y los motivos de sus regresos
AFP

La carrera de Conor McGregor ha estado llena de altos y bajos en los últimos años. El irlandés, de 32 años, es el luchador más mediático de la UFC y en parte lo es por ese revuelo que siempre es capaz de organizar. Este sábado, en el UFC 257, The Notorious sale por tercera vez del retiro, aunque en realidad nunca ha dejado de estar presente ni ha dejado de figurar en todas las listas oficiales. Era un adiós más de cara a la galería. Sus tres despedidas han llegado siempre por la misma vía: redes sociales.

El 19 de abril de 2016, poco más de un mes después de su tercera derrota como profesional (primera en UFC), anunció su adiós por Twitter. Dos días duró su jubilación, ya en pasado ese tiempo se corrigió en Facebook. En ese punto no gozaba de tanta fama como ahora y su tiempo sin pelear fue mínimo. En marzo de 2016 perdió ante Nate Díaz y en agosto de ese año se tomaba la venganza. Después llegó su mayor momento de gloria. En noviembre, todavía en 2016, ganó a Eddie Álvarez y se convirtió en el primer campeón simultáneo de la historia de la UFC. Era campeón del pluma, ya que la derrota contra Díaz había sido en el wélter.

Justo después de esa pelea, McGregor ha vivido su mayor tiempo alejado del octágono. No peleó de noviembre de 2016 a octubre de 2018. En ese impasse disputó un combate de boxeo contra Floyd Mayweather y se pensó si seguir en activo o no. Lo hizo y se enfrentó a Khabib Nurmagomedov, contra quien perdió por sumisión en el cuarto asalto de su pleito. Seis meses después, de nuevo por redes sociales, anunció un nuevo adiós con un escueto mensaje en Twitter. En esa ocasión el tiempo sin actividad fue de nueve meses. Volvió porque quería ser campeón de nuevo. Noqueó a Cerrone en 40 segundos y quería "continuidad". Su intención era recuperar el ritmo de antes y estar dentro de la jaula tres o cuatro veces al año.

La pandemia le hizo cambiar de parecer y en junio de 2020, después de que Amanda Nunes hiciese historia al ser la primera campeona simultánea que defendía sus dos cetros, anunció su adiós. Se llevó todos los focos y de nuevo lo hacía sin ningún motivo aparente. Su regreso, como pasó en la ocasión anterior fue progresivo. Tiene hambre de gloria, empezaron a sonar nombres y apareció el de Dustin Poirier, quien será su oponente el sábado. De nuevo por querer recuperar su status está de vuelta. Parece decidido en su objetivo, pero con The Notorious nunca se sabe.