BALONMANO | MUNDIAL

Filomena contra los Hispanos

La Selección, que apura su preparación para el Mundial en Guadalajara, apenas pudo entrenar por el temporal y no pudo jugar ante Croacia. Viajan mañana a El Cairo.

Filomena contra los Hispanos
RFEB

Los Hispanos, como gran parte del país, también se han visto perjudicados por el paso del temporal Filomena. Los jugadores de Jordi Ribera preparan en Guadalajara el Mundial que arranca mañana en Egipto con el duelo entre la anfitriona y Chile (18:00, TDP) y el grupo apenas ha podido entrenar en bloque. Llegará con preparación escasa debido a la incorporación tardía de los jugadores que participaron en la Final Four de Colonia de finales de año y la pandemia.

España tenía el sábado un duelo amistoso ante Croacia en el WiZink Center de Madrid, cancelado por la nevada que no permitió a la selección croata llegar a la capital. Con Guadalajara bloqueada, tampoco pudieron hacer prácticamente nada el fin de semana, ya que solo entrenaron de manera escalonada en el gimnasio del hotel, por lo que ayer tuvieron sesión grupal doble ya en el pabellón. Hoy completarán un último entrenamiento antes de desplazarse mañana a Barajas para emprender rumbo a Egipto en un vuelo chárter.

De los 18 convocados, uno viajará por separado a la cita mundialista: el portero Sergey Hernández. Es el único de los Hispanos B reclutado por Ribera para el torneo, pero lleva desde el sábado en Estambul junto al resto de sus compañeros sin poder regresar a España. La ciudad turca era escala después de que los Hispanos B jugaran el torneo de Moscú. De esta manera, el actual meta del Benfica y el fisioterapeuta Emilio Martín se reunirán con el equipo ya en suelo africano. "Las sensaciones son bastante buenas y el trabajo es correcto más allá del frío y el contexto en el que estamos actualmente; esperamos trasladar todo esto a la competición en Egipto", dijo el seleccionador Ribera en la preparación.

España solo ha podido jugar dos partidos desde que se proclamara campeona de Europa hace un año: ante Hungría (4 de noviembre) y contra Croacia (5 de enero), ambos con derrota. Un año atípico y una preparación corta para un grupo veterano, que tiene en el propio Sergey y en el pivote Rubén Marchán (ocupa el lugar de Aginagalde) las únicas novedades respecto a la cita continental. Este laureado bloque tiene como objetivo dar un último servicio en los Juegos de Tokio, pero antes espera luchar por la tercera corona mundial tras las de 2005 y 2013.