BALONMANO | CHAMPIONS LEAGUE

El Kiel alemán examina la resilencia del Veszprem magiar

Ambos equipos son clásicos en Colonia, pero los zebras han ganado dos títulos y los húngaros siempre han salido escaldados

El Veszprem, iluisionado en Colona

La afición del Kiel no estará en Colonia. Una desgracia para la restauración local porque es de las que consume sin mucho miramiento. Da igual. No es el momento para los viajes de placer, y tampoco estarán los centenares de húngaros que tradicionalmente siguen al Veszprem en un duelo entre clásicos de la Final Four, si bien los alemanes han ganado en dos ocasiones y los magiares han perdido cuatro finales, pero mantienen su resilencia y año tras años optan a llevarse el título, que era por lo que seguía Arpard Sterbik en la portería hasta que al ver que todo se atrasaba dijo basta, y abrió la puerta al español Rodrigo Corrales que llegó desde París.

También el Kiel se ha reforzado con una estrella del PSG, Sander Sagosen, una de las estrellas del momento y que  on el croata Domagoy Duvnjak forma un tándem formidable en la primera línea en un equipo en el que Landin pasa por ser uno de los tres mejores porteros de la actualidad,

Corrales no es el único refuerzo español del Veszprem, donde David Davis se ha hecho con los servicios de Maqueda, arrebatándoselo nada menos que al Pick Szeged de Juan Carlos Pastor.

"Tengo el equipo que quiero tener", decía David Davis, ilusionado con su plantel en su segunda campaña en el Veszprem, que no podrá contar con Lauge por lesión. Tanto David cono el entrenador del Kiel, Filip Jicha, pueden entrar en el selecto grupo de ganadores de la Champions como jugadores y entrenadores. De momento sólo hay dos, Talant Dujsebaev y Garcia Parrondo, con los que ha trabajado muchos años Davis en el Ciudad Real,  El suyo será el segundo encuentro de las semifinales (20:30, Teledeporte), tras el Barça-PSG.