BOXEO

La leyenda mete miedo

Sergio 'Maravilla' Martínez disputa este sábado su segundo combate tras regresar a los cuadriláteros de un retiro de seis años.

La leyenda mete miedo
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Sergio 'Maravilla' Martínez (52-3-2, 29 KO) regresó a los cuadriláteros en agosto tras más de seis años retirado. Noqueó a José Miguel Fandiño en siete asaltos y marcó su objetivo. Se subía al ring con el objetivo de testarse y, tras su gran desempeño, fue claro: "Quiero volver a ser campeón mundial". Para lograr ese desafío sabe que debe seguir quitándose el óxido de tanto tiempo parado, por ello este sábado volverá a boxear en Torrelavega. Le espera el finlandés Jussi Koivula (24-7-1, 9 KO), un escalón más que en verano.

"Recordando el combate, me vi realmente bien, sobre todo viendo de dónde venía. Seis años parado es mucho tiempo. Me encontré cómodo en tiempo y distancia. Hubo muchas cosas que mejorar, también las que salieron bien. Soy consciente, pero hay que ser consciente de todo lo que pasé y de la mejoría que he tenido en estos dos años de entrenamiento que llevo con Tinín Rodríguez", asegura a AS el argentino. A los 45, su nombre suena otra vez. Ha vuelto para hacer cosas grandes.

"De las 10 u 11 opciones de adversarios que teníamos, Koivula fue el único que aceptó. Le pareció bien la bolsa, la fecha y el rival. A veces resulta difícil, pero no esta. Había más alternativas, incluso españoles, pero se ve que la gente no esperaba que regresase así, pensarán que en la siguiente andaré mejor. En ese sentido estoy contento", añade.

Maravilla se siente feliz y lo transmite en cada conversación, aunque reconoce que "está siendo complicado organizar veladas (es su propio promotor) en estos tiempos". "Llevo 25 años en el boxeo y he pasado por tantas cosas cuesta arriba... uno llega curtido. La experiencia te permite saber cómo moverte", admite. Ese bagaje también le vale para ser cauto. Su objetivo es ser campeón mundial y su mira siempre estuvo en Ryota Murata, campeón AMB Regular del medio. El japonés no pelea desde diciembre de 2019. ¿Se podría acelerar el proceso? "No. Si todo sale bien el sábado, necesito hacer una pelea más en marzo o abril. Y después será el momento de ver si podemos apuntar al Mundial o si en junio o julio tendré que combatir de nuevo. Tengo claro que necesito una lucha más para pensar en ello", concluye.