PELOTA | FINAL DE PAREJAS

Olaizola-Urruti y Ezkurdia-Martija cierran el Parejas más largo

Por culpa de la pandemia, la final llega nueve meses después de la fecha prevista, 381 días han pasado desde el inicio. Está encajonada entre la reciente final del Manomanista y el Cuatro y Medio que acaba de comenzar,

Olaizola-Urruti y Ezkurdia-Martija cierran el Parejas más largo
MIKEL SAIZ DIARIO AS

Los dúos formados por Olaizola-Urrutikoetxea y Ezkurdia-Martija van a disputar este martes (18:00 horas, ETB-1) la final del Campeonato de Parejas más largo y accidentado de la historia, que se resolverá en el Bizkaia de Bilbao más de un año después de que arrancara la competición. Es una de las tres grandes citas profesionales anuales de la pelota vasca, todas en la modalidad de mano, su especialidad reina. El Grand Slam se completa con el Manomanista y el Cuatro y Medio.

El 22 de noviembre de 2019 comenzó un Parejas que se desarrolló con normalidad hasta el 8 de marzo, cuando se completó la primera jornada de la liguilla de semifinales. El estado de alarma decretado unos días más tarde por la pandemia del coronavirus y el posterior confinamiento retrasó la reanudación del torneo hasta el primer fin de semana de octubre, cuando se pudo celebrar la segunda ronda de las semifinales en la que lograron el pase a la final Olaizola II y Urrutikoetxea. Una semana más tarde el conflicto de un grupo de pelotaris de Baiko con su empresa derivó en la incomparecencia por encontrarse en huelga de Agirre, sustituto de Laso, y Albisu en su partido frente a Ezkurdia-Martija.

En primera instancia el Juez Único de la Liga de Empresas dio el partido por perdido a Agirre-Albisu por 22-0, pero el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco decretó la suspensión cautelar del campeonato al encontrar indicios de que se había vulnerado el derecho a la huelga de los deportistas. Ya en noviembre, una vez desconvocada la huelga, la Liga de Empresas revocó su decisión programando de nuevo la semifinal que se disputó el pasado viernes en Bilbao con triunfo de Ezkurdia-Martija por 22-9.

Casi nueve meses después de su fecha inicialmente prevista y 381 días después de abrir fuego, y encajonado entre la reciente final del Manomanista y el Cuatro y Medio que acaba de comenzar, se pondrá por fin en juego una de las tres txapelas más importantes de la temporada en un partido muy equilibrado y de pronóstico incierto.

Olaizola II y 'Urruti', campeones en 2016, cuentan a su favor con habitual solidez y experiencia, si bien completaron una irregular fase de clasificación y lograron el pase a las semifinales en el 'playoff' tras acabar la liguilla en sexta posición. Aimar encara su final 26. Acaba de cumplir 41 años. Ha ganado 14 títulos: siete del Cuatro y Medio, 4 del Manomanista y tres del Parejas. "Yo nunca he tenido una final fácil. Si hay una pareja en la que uno cojea, tiras por ahí, pero esta  no tiene nada de eso. Martija no falla y Ezkudia es de los mejores pelotaris", sostiene el veterano delantero. Este último lleva un pleno: dos finales del Cuatro y Medio ganadas y otra del Parejas, en 2018 con Zabaleta, en Bilbao, un frontón que no le acaba de convencer. Ha pasado por varias vicisitudes en su carrera, aunque ahora se ha instalado en la cúspide. "Martija está jugando muy bien, da un máster cada día. Arrima a pared y goza en el cuatro". Este, en su primera final en profesionales a los 23 años, dejó atrás el COVID. "Estoy muy contento tras lo que he pasado, para mí es como un premio. Lo pasé muy mal con la enfermedad. Urrutia lleva todo a buena, tiene una defensa terrible, y Aimar todo lo que coge delante, lo termina". 

El delantero Urruti se acomoda como zaguero. Estuvo en los cuadros alegres en el Masters pero ya ha ganado el actual torneo desde atrás. Se encuentra ante su sexta final. Busca su segunda txapela del Parejas, la cuarta en el global. Se impuso en 2016 con Aimar, la última en la especialidad de Baiko, por entonces denominada Asegarce. Desde 2017 con Oinatz en el Manomanista, no rascan una txapela en la promotora eibartarra. Por eso Olaizola se revuelve: "Tenemos en la empresa algunos jóvenes con mucho juego, pero tienen que dar un paso al frente, aún les falta algo en los campeonatos, nos ganan las figuras de Aspe". Urrutikoetxea empezó a coger ritmo en el Masters. "Jugar sin público se me hace complicado, cuesta mantener el punto de concentración, aunque hay que adaptarse al momento que vivimos y es importante al menos estar jugando. La final del Manomanista es uno de los días importantes del año y es muy raro ver el frontón así", indica el delantero.       

Esta final del Parejas será el segundo encuentro de un festival que se celebrará a puerta cerrada por las restricciones sanitarias y comenzará a las 17:00 horas con el partido de empresas entre Darío-Salaverri II y Peña II-Galarza.

En cuanto al Cuatro y Medio, los frontones Bizkaia de Bilbao y Astelena de Eibar serán los escenarios el próximo fin de semana de los cuartos de final. La ronda comenzará el viernes en Bilbao con el partido entre Jaka, reciente campeón del Manomanista, y Etxeberria, que apeó en octavos a Arteaga.

El recinto de Miribilla acogerá también el sábado el duelo entre Oinatz, verdugo en octavos de Irribarria, y Urrutikoetxea. Asimismo, Ezkurdia entrará en liza en la 'jaula' en estos cuartos. En su caso el domingo en Eibar ante Artola, que viene de ganar a Peña. El último semifinalista del acotado saldrá del partido entre Elezkano, clasificado después de derrotar a Zubizarreta, y Altuna, finalista en las cuatro últimas ediciones y campeón en 2017.