BOXEO

Maravilla seis años después

Sergio Martínez vuelve al cuadrilátero en Torrelavega tras seis años retirado para enfrentarse a José Miguel Fandiño en el peso medio.

Sergio Maravilla Martínez
NurPhoto NurPhoto via Getty Images

Una visita a unas aguas termales en Argentina hace algo más de dos años cambió la vida de Sergio Maravilla Martínez (51-3-2, 28 KO). El púgil llevaba cuatro años retirado viviendo un calvario por una lesión en una rodilla. "Salí de allí nuevo. Empecé diciendo en broma: 'Ahora puedo volver a boxear'. Y a los diez minutos ya estaba retando a todo el mundo", reconoce entre risas.

No era ningún chiste, quería volver y en el verano de 2018 comenzó a entrenarse de nuevo. Contó con uno de los preparadores que trabajan para su promotora, Tinín Rodríguez, y lo hizo por probar. Debía primero bajar de peso y, después, ver sus sensaciones reales. Sonó una pelea de revancha con Chávez Jr. ese mismo año, pero, cuando solo faltaba la firma, el mexicano se echó atrás.

Eso no le desmotivó y siguió trabajando. La idea de volver seguía en su cabeza. "En las últimas peleas, por diferentes factores, no estaba disfrutando. Ahora tengo un equipo nuevo con él que he vuelto a hacerlo. El boxeo me ha devuelto el orden", afirma el argentino, quien con 45 años regresa este sábado (21:30, FITE TV) al cuadrilátero. "Ha hecho sparring con el excampeón mundial y europeo Jack Culcay, y las sensaciones son muy buenas. Ahora sí está preparado para volver", asegura su entrenador. "Por fin he conseguido que en el equipo se deje de hablar de mi edad y se hable de las sensaciones que trasmit", apuntilla el púgil.

Fandiño: "Daré guerra en los diez asaltos"

Con esas buenas sensaciones, Maravilla se enfrentará a José Miguel Fandiño (15-6, 8 KO), un currante que ya ha avisado: "El que no me conozca, que sepa que le daré guerra en los diez asaltos". No es una pelea sencilla y Martínez lo sabe. No vuelve de paseo. "Lo que pase en el futuro no lo sé. Primero quiero ver cómo me encuentro en la lucha y después me sentaré con mi equipo y decidiremos". Será en el estadio Malecón de Torrelavega, ante solo 1.000 espectadores debido a las restricciones por la pandemia, y Sergio García, campeón de Europa del superwelter y héroe local, protagonizará el combate estelar. "Cuando me dijeron que pelearía en esta velada no me planteé el lugar. Eso me motiva más, porque debo ganarme una posición de nuevo", afirma Martínez.

Maravilla tiene 45 años, pero la ilusión de un debutante pese a haber sido nueve veces campeón del mundo. Eso le ha permitido ser constante durante dos años. Su vuelta estaba prevista en junio, pero la pandemia lo impidió. Tampoco se desanimó. Tiene la vida resuelta (es promotor, cómico, actor, escritor…), y no regresa por necesidad, sino por superar retos. El primero, levantar de nuevo la mano tras un combate. Este viernes tiene la oportunidad de hacerlo.