BELLATOR MMA

Nemkov desafía al rey Bader

Vadim Memkov, quien entrena con Fedor Emelianenko, se enfrenta este viernes, en Bellator 244 a Ryan Bader por el cinturón del semipesado.

Previa de Bellator 244: Bader vs Nemkov.
Lucas Noonan Bellator MMA

Ryan Bader regresa al peso semipesado tras casi tres años sin pelear en esa categoría. El estadounidense es campeón simultáneo de esa división y también del peso pesado. Es un auténtico rey, pero este viernes le espera un príncipe que quiere su trono. Vadim Nemkov se ha ganado con creces esta oportunidad. Viene con una racha de seis triunfos consecutivos, cuatro de ellos en Bellator. A limpiado la división y es el retador con todo merecimiento.

A sus 28 años, este cuatro veces campeón mundial de Sambo, entrena con la leyenda Fedor Emelianenko, lo que da un morbo doble al combate. Bader se convirtió en campeón del pesado al noquear al Fedor en la final del Grand Prix que organizó Bellator. "Cuando lo golpee lo haré por mí y por él", asegura el aspirante en la previa. Sin duda, la pelea tiene cada vez más morbo.

Por su parte, el campeón se muestra muy contento por regresar al semipeado. Quiere hacer su siguiente pelea también en la división. En su caso también su racha es muy buena. Tenía una racha de siete triunfos seguidos que se quedó parada en su último pleito. Exponía ante Kongo el cinturón del pesado, pero un piquete de ojos involuntario echó al traste el combate. Eso fue en septiembre de 2019. Ahora ha querido volver a su división anterior. El duelo estaba planeado para mayo, por lo que ambos han tenido mucho tiempo de estudiarse con el retraso debido al COVID.

En las apuestas, Bader es favorito. "Él es joven, viene en su mejor momento, pero me siento mejor que nunca y me alegro que esté aquí", avisa el defensor del título. Llega muy motivado, pese a ello, Nemkov es muy complicado. Domina muy bien en la lucha, pero la mayoría de sus victorias (un 73%) han llegado por la vía del KO. Ahí también el campeón se defiende bien. Habrá que ver cómo es el retorno al corte de peso, el campeón tiene 37 años y el aspirante no va a dejarle ni un segundo de respiro.