GOLF | PGA CHAMPIONSHIP

Un Rahm más "agresivo" pasa el corte en el PGA Championship

El vasco endereza el rumbo y pasa el corte con -1 tras las dos primeras jornadas del PGA. Peleará por el triunfo y el número uno. Sergio García, fuera.

Jon Rahm PGA Championship 2020
EZRA SHAW AFP

Jon Rahm busca la horma de su zapato en el PGA Championship. "Ir a por birdies en lugar de ir un poco a la defensiva" es su mantra tras cerrar en -1 las dos primeras jornadas. El vizcaíno anunció que pasa al ataque en su pelea por el número uno del mundo y el primer major de su carrera. Quiere jugar con "más confianza", o si se prefiere "más agallas" y cree que las condiciones de los próximos días le pondrán en disposición de ser "agresivo".

Ayer, en el segundo asalto, volvió a tener una de cal y otra de arena. Consumó una vuelta de uno bajo par, con cuatro birdies y tres bogeys, para -1 en total. Cazó calles, putteó bien y mostró el nervio de las grandes ocasiones en algún gesto de contrariedad o en su enfado con un cámara que le estorbó en un golpe.

Pasó el corte con holgura, pero necesitará una gran tarjeta en el día de movimiento para darse opciones de victoria de cara al domingo, con el chino Haotong Li como sorprendente líder en -8. En cualquier caso, con un 23er puesto podría valerle para desbancar a Thomas del liderato del ranking. El estadounidense salió en el turno de tarde con +1 y así se quedó. Aseguró una plaza en el fin de semana a última hora, lo que acerca la posibilidad de volver a ver a Rahmbo en el trono mundial.

Webb Simpson, otro aspirante a ocuparlo, también tendrá 36 hoyos más con su -1. Como Dustin Johnson (-4), el cuarto en discordia, Rory McIlroy (-1) y Tiger Woods, que el jueves firmó su mejor arranque en un major en ocho años (-2) y este viernes sufrió con su recién estrenado putter. Se fue a +2 para par en el total, lejos de la pugna por el quinto entorchado que persigue para igualar a Nicklaus en lo más alto del palmarés del torneo.

"La gente no se da cuenta hasta el punto en el que se oyen las cosas, cuando estás putteando o cuando alguien llega al green en el que estás. Pero hay otros ruidos que no oyes. Ahora, sin embargo, es todo demasiado llamativo", dijo Rahm de la ausencia de público en el trazado impuesta por la pandemia de coronavirus.

Sin opción

Sergio García, que el jueves se quedó en +3, no pudo recuperar ayer el terreno perdido y se despidió con +6. Jorge Campillo, con un +14 combinado en las dos vueltas, también cayó. Cabrera Bello, Martin Kaymer, Danny Willett, Graeme McDowell, Matt Kuchar, Henrik Stenson o Rickie Fowler, que rompió una racha en majors que duraba desde el US Open 2016, tampoco jugarán los dos últimos días.