PÁDEL

Bea González: "Sabe muy rico ganar un torneo del WPT"

La malagueña Beatriz González se convirtió en el Madrid Open en la más joven en ganar un torneo profesional de pádel, con 18 años.

Bea González: "Sabe muy rico ganar un torneo del WPT"
Fernando Alvarado

No había público en la final femenina del Madrid Open del pasado domingo, pero los aficionados al pádel no se perdieron el partido por televisión: era la primera final del World Pádel Tour (WPT) en la que aparecía Beatriz González (Málaga, 18 años). Y triunfó. De esa manera batió el récord de precocidad que tenía Ari Sánchez desde el Open de Santander, cuando levantó el título con 19 años. Como curiosidad, la final de Madrid resultó muy parecida a la de Cantabria, porque Ari ganó con Marta Ortega, la compañera actual de Beatriz, y la pareja derrotada en ambas ocasiones la formaban Eli Amatriaín y Patty Llaguno.

-Tras ganar la final de Madrid se le notó emocionada, incluso con un trato muy afectivo con las perdedoras.

-Era mi primera final, y frente a dos jugadoras a las que tengo un enorme cariño, porque ellas, las dos, me han ayudado mucho. Cuando vine a vivir a Madrid ambas me acogieron y se preocuparon de que estuviese bien. De alguna manera fueron las que me contaron cómo son las cosas en el World Pádel Tour.

-Lleva desde los 15 peleando en la competición profesional, incluso fue elegida la jugadora revelación de 2018. Siempre al lado de argentinas.

-Paula Eyheraguibel, Nela Brito y Cata Tenorio eran veteranas y expertas. El año pasado acabé con Delfina Brea, que es joven como yo, y hacíamos una buena dupla. Me costó muchísimo romper con ella, pero me llamó Marta Ortega, que ya no seguía con Marta Marrero, y valoré mucho su propuesta. Es una de las mejores del mundo, muy joven (23 años) y con un proyecto a medio y largo plazo. Creo que nos va bien, que ahora tengo al lado a una española que es como yo.

-Lo que está claro es que no tiene miedo a pegarle a la bola, aunque falle.

-Soy una jugadora agresiva y confío en mis tiros: pese a que falle alguno, sé que van a entrar y a causar daño.

-¿Por qué juega usted al pádel?

-La culpa es de mi padre, ya que él practicaba con sus amigos en un club que está frente a nuestra casa en El Palo. Y claro, venga a verle, le pedí a mi madre que me apuntase. Y aquí estoy.

-Decidida a ser la número uno del mundo, por lo que veo.

-No corre prisa. Estudio INEF por la mañana y me entreno por la tarde. Así cada día.

-¿Sólo eso y en Madrid?

-Vine a Madrid porque es la capital del pádel, y me encanta vivir en esta ciudad, aunque con este calor echo de menos la playa. También me dedico a cosas de mi edad, y estoy aprendiendo a tocar la guitarra y el cajón flamenco. Vamos, que el tiempo cunde mucho si te organizas bien.

-En una semana, otro torneo y en Madrid. Ahora Marta Ortega y usted tienen la presión de defender un trofeo.

-No jugaremos con esa presión, porque sabemos que hay mucha igualdad entre todas las parejas y nadie tiene el triunfo asegurado. Ahora bien, saldremos a ganar, porque desde que lo consigues en una ocasión notas que la victoria sabe muy rica. Eso sí, lo primero será hablar con Ari, que no se moleste por quitarle su récord.