PÁDEL | WPT

Lebrón y Galán se doctoran en una hermosa final en Madrid

La mejor pareja del momento sufrió más de lo esperado ante Belasteguín y Tapia, que ganaron en el primer set y tuvieron opciones en el tercero

Lebrón remata contra Belasteguín y Tapia
Fernando Alvarado EFE

Juan Lebrón y Alejandro Galán ganan su segundo torneo de la temporada, en la que han estado en las tres finales, y ahora ya son por números la mejor pareja de la temporada, Se doctoran en el Madrid Arena, sin público en directo aunque con seguimiento millonario en las pantallas. Enfrente tenían a Belasteguín y a Tapia, a los que derrotaron en tres sets: 5-7, 6-1 y 6-4. Ese es el desarrollo del partido, que deja una lección para otras parejas: los dos españoles son superlativos, pero no imbatibles. Es un mensaje que lanzan los perdedores tras cuatro partidos de reconstrucción,

En esta final Lebrón y Galán cedieron su primer set en todo el torneo, erraron más de la cuenta, y no tuvieron tanto protagonismo por el aire, más que nada porque en el librillo de Bela y Tapia estaba escrito en rojo que había que evitar ciertos golpes, nada de globos flotando, de devolución posterior incontestable. Cuando Tapia apostó por el globo defensivo para su desahogo se encontró con el misil de Galán o de Lebrón; con los de Belasteguín, que apostó más por la volea dura buscando la reja, no encontraron tantas opciones. Pero es que Tapia lleva cuatro partidos jugando en el drive, él que es una de las grandes esperanzas del revés.

La primera manga fue para Bela y para Tapia, serios, concentrados, sin concesiones (5-7), pero encontraron su réplica en la continuación, un 6-1 con Lebrón desatado en defensa, cazando bolas imposibles para el resto de los mortales, pero que las ponía en juego sacando ventaja para la pareja. Fue un 6-1 desmoralizador para otra pareja, pero no fue el caso, hubo respuesta,

Pese a un mal inicio en el tercer set, se enderezaron Bela y Tapia, y con el 5-4 en contra tuvieron cuatro opciones de romper el saque rival, que había sumado tres errores seguidos en la volea. Era el momento. Sin embargo, la apuesta por desarmar a Galán y Lebrón tiene tantos riesgos que no se puede esperar otro regalo, y de ahí los fallos, cuatro seguidos, y victoria para la pareja española que necesitó sudar ante los reconvertidos Bela y Tapia, que se apuntan para dentro de dos semanas otra vez en Madrid a tomarse la revancha.