GOLF | MEMORIAL TOURNAMENT

El Tigre vuelve a rugir

Tiger Woods regresa a la competición cinco meses después en el Memorial, torneo que ha ganado cinco veces. Rahm tiene opciones de ser número uno.

El Tigre vuelve a rugir
SAM GREENWOOD AFP

Vuelven los rugidos. Vuelve el polo rojo de los domingos. Vuelve la leyenda. Vuelve Tiger. El segundo jugador con más majors en la historia (15, por los 18 de Jack Nicklaus) regresa a la competición este jueves (en Movistar Golf desde las 20:30) en el Memorial Tournament.

El Muirfield Village Golf Club de Dublin, Ohio, casa de la histórica Ryder Cup de 1987, volverá a ser por segunda semana consecutiva el hogar del PGA Tour. Tras el torneo de emergencia disputado la semana pasada, el Workday Charity Open, en el que venció Collin Morikawa, el campo diseñado y regentado por Nicklaus acoge esta segunda cita.

El Memorial sí es un torneo anual, disputado desde 1976. Varios jugadores que estarán en el tee de salida ya saben lo que es conquistar este evento, como el ganador del año pasado, Patrick Cantlay, o el de hace dos años, Bryson DeChambeau, que está siendo la sensación en el regreso del golf y vuelve a competir tras una semana de descanso.

Pero, si alguien es el rey del Memorial, ese es Tiger Woods. El Tigre ha conseguido este torneo cinco veces (1999, 2000, 2001, 2009 y 2012) y ahora elige este certamen para su retorno. Tiger no competía de manera oficial desde el 16 de febrero, en el Genesis. Desde entonces, solo apareció el 24 de mayo para jugar una exhibición benéfica con Peyton Manning, Tom Brady y Phil Mickelson.

En la rueda de prensa previa al Memorial, Tiger admitió que su ausencia en los campos se debía al miedo por el coronavirus: "Sentí que era mejor quedarse en casa y estar a salvo. Juego con mucha gente a mi alrededor y eso me pone en riesgo a mí y a mi familia".

Como es normal, tras tanto tiempo alejado de los palos y con problemas de espalda frecuentes, hay dudas alrededor del estado actual de Tiger, quien ha querido despejarlas. "Me siento mucho mejor que en febrero. He podido entrenarme y concentrarme en volver a tener el ritmo que exige un torneo", confesó Tiger.

Y, casualidades del golf, el Tigre formará parte de un partido estelar. Compartirá las dos primeras rondas con Rory McIlroy y Brooks Koepka. El primero, con la misión de defender el número uno mundial frente a Jon Rahm, Justin Thomas, Dustin Johnson y Webb Simpson, todos ellos aspirantes al liderato de la clasificación esta semana. Koepka llega tras un decepcionante regreso en el Workday, en el que no pasó el corte. Entre las tres estrellas del choque suman un total de 23 majors ganados. Casi nada.

Tras varios torneos con ausencias sonadas por descanso, todas las estrellas estarán en Ohio. De los 30 primeros clasificados en la FedExCup, 28 acudirán al Memorial. Los mejores jugadores del mundo competirán, sin público tras el anuncio de la PGA de terminar la temporada sin aficionados, por 9,3 millones de dólares a repartir (1,6 para el vencedor) y 500 puntos de la FedExCup, de la que solo faltan seis eventos para el inicio de los playoffs.

Rahm, a por el número uno

Tras perder su oportunidad en el Workday, Jon Rahm vuelve a disfrutar de la posibilidad de colocarse como número uno mundial. Esta vez no depende únicamente de él mismo, ya que sí estará Rory McIlroy para defender su trono. El de Barrika deberá ganar o ser segundo en solitario para tener opciones, aunque incluso con esos resultados el norirlandés podría evitarlo.

Rahm llega al Memorial sin ningún top-10 desde el retorno del golf después de la pandemia, y el vasco (25º en la FedExCup) tratará de reencontrarse con su mejor juego.

Sergio García -que compartirá partido con Rahm, desde las 18:55 de España- y Rafa Cabrera Bello (125º y 121º en la FedExCup, respectivamente) vuelven a competir. El de Borriol lo hará después de dos semanas de descanso, mientras que Rafa no jugó el Workday.