NATACIÓN

La FINA aplaza un año el Mundial de corta y 2020 queda desierto

La cita, aplazada a 2021 por culpa de la pandemia del coronavirus, mantendrá su sede en la ciudad de los Emiratos Árabes Unidos y se celebrará del 13 al 18 de diciembre.

Katinka Hosszu of Hungary celebra su victoria en la final de 400 metros estilos de los Mundiales de Piscina Corta de Hangzhou.
Lintao Zhang Getty Images

La natación despedirá 2020 sin haber competido internacionalmente. Primero fue el aplazamiento del Europeo de Budapest, que debía disputarse en mayo y que finalmente se celebrará el mismo mes pero en 2021; luego, los Juegos Olímpicos, la gran cita que se pospone también un año. Y, este mismo jueves, la FINA ha anunciado que el Mundial de piscina corta que se debía disputar en Abu Dhabi este diciembre también se encuadrará en 2021.

El COVID-19 ha trastocado la programación de un deporte que queda bastante tocado y que en su historia contará con un año desértico. "Hemos trabajado en estrecha cooperación durante las últimas semanas con las autoridades de los Emiratos Árabes en este asunto y creemos que esta es la solución más adecuada para todos los que participan en esta competencia. La cita de Abu Dhabi en diciembre de 2021 será un gran logro y una vez más será una gran inspiración para el desarrollo de la natación y los deportes acuáticos en la región", dijo el presidente de la FINA, Julio Maglione.

Las nuevas fechas serán del 13 al 18 de diciembre de 2021. En esa misma nota, la FINA confirma que su Congreso General tendrá lugar el 5 de junio de 2021 en Doha (Catar), en la que se elegirán a los nuevos miembros de la Mesa FINA por el periodo 2021-2025 y que comenzarán su mandato inmediatamente después de la conclusión de los Juegos Olímpicos de Tokio, entre el 23 de julio y 8 de agosto de 2021.

Algunos entrenadores habían explicado públicamente que el Mundial de piscina corta podía suponer un acicate para sus nadadores, un objetivo en un 2020 en el que la vuelta a los entrenamientos está siendo distinta y sesgada, y los nadadores en la mayoría de países han pasado meses sin tocar agua. Ahora, hasta 2021 el calendario acuático queda desierto al margen de las competiciones nacionales que se puedan realizar. Algunos países, como Suecia, están buscando soluciones imaginativas para fomentar la competición.