Natación

25 referentes en 100 años de natación

La RFEN cumple su primer siglo de vida, dando cobijo a la natación, el waterpolo, la sincro, los saltos y las aguas abiertas. Estos son 25 de sus iconos.

  • Miquel Torres (Natación)

    Miquel Torres (Natación)

    Nacido en 1946, Miquel Torres fue el primer medallista español en un gran campeonato. Con un cuerpo privilegiado para la natación, el fondista que entrenaba en el CN Sabadell se colgó la plata en el Europeo de Leipzig en 1962 en los 1.500 libre. Su vida fue una sucesión de récords. Acudió a los Juegos de Roma, de 1960, con apenas 14 años. Esa precocidad le valió para ser el deportista olímpico más joven hasta Tom Delay, en Pekín 2008. “Me sacó una semana”, se lamenta. En una España con escasos recursos para el entrenamiento y en un deporte amateur, fue con muchas opciones de podio a Tokio 64 pero se quedó a una décima de entrar en la final. Acudió también a México 68, pero no consiguió más medallas.

    FOTO:

    1 / 25

  • Mari Paz Corominas (Natación)

    Mari Paz Corominas (Natación)

    Mari Paz Corominas no fue la primera nadadora en ir a los Juegos Olímpicos, pero sí cuenta con la etiqueta de ser la primera finalista. Una pionera en los años 60. Aprendió a nadar en una balsa que tenía su padre y pronto la fichó el CN Sabadell cuando descubrió sus habilidades. Nacida en 1952, fue una de las dos mujeres que acudió a los Juegos de México 1968. Todo era nuevo para Corominas, que logró clasificarse para la final de los 200 espalda, y finalizó en séptima posición. Todo un acontecimiento en la prensa de la época. La nadadora, ante el sacrificio del entrenamiento, decidió dejarlo prematuramente no si antes haber dejado huella.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    2 / 25

  • Santi Esteva

    Santi Esteva (Natación)

    Durante ocho años, de México 68 a Montreal 76, fue la cara de la natación española. Finalista en sus primeros Juegos Olímpicos, donde acabó quinto en los 200 espalda, se marchó después a Estados Unidos a estudiar y entrenar con los mejores del mundo. Allí conoció a Mark Spitz y Gary Hall Senior, por ejemplo. Logró un campeonato nacional en la cuna de la natación pero una lesión le apartó de los Juegos de Munich 72, a los que llegaba con la segunda mejor marca en los 200 espalda. En el Europeo de Barcelona de 1970 ganó cuatro medallas, ejemplo de los éxitos del primer nadador con capacidad para ser medallista olímpico. Lo dejó en Montreal con 24 años después de una larga trayectoria.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    3 / 25

  • David López Zubero (Natación)

    David López Zubero (Natación)

    Hijo de un odontólogo zaragozano que se afincó en Estados Unidos, David López Zubero inició la saga de una familia que le dio gloria a la natación española. Siempre compitió con España y en los Juegos Olímpicos de Moscú, en 1980, logró la primera medalla de la natación, un bronce en los 100 mariposa. Su carrera, desarrollada íntegramente en Estados Unidos, careció de más reconocimientos más allá de sus marcas, aunque luego se encargó de entrenar a su hermano Martín.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    4 / 25

  • Sergi López (Natación)

    Sergi López (Natación)

    Nació en Sabadell en 1968, aunque su carrera está desarrollada en Estados Unidos. Se fue a estudiar a la Universidad de Indiana y a mejorar como nadador, una costumbre iniciada por Santi Esteve en los 70. Y, en los Juegos de Seúl, de 1988, logró colgarse el bronce en los 200 braza. Su carrera no se prolongó mucho más. En el Europeo de Atenas de 1991 logró otro bronce en la misma prueba, pero no consiguió repetir en los Juegos de Barcelona el éxito anterior. Después siguió como entrenador en clubes y universidades americanas y ha entrenado a varios campeones olímpicos.

    FOTO:

    5 / 25

  • Martín López Zubero

    Martín López Zubero (Natación)

    Siguió los pasos de su hermano pero fue incluso más allá: Martín López Zubero, nacido en 1969 en Estados Unidos pero de padres españoles, fue el primer nadador campeón olímpico. Lo logró además en los Juegos de Barcelona de 1992, en uno de los momentos más recordados de en la olímpica ciudad española. De 1990 a 1997 fue uno de los mejores espaldistas del mundo. Consiguió además cuatro medallas en mundiales, entre ellas dos de oro, y siete europeas, cinco de ellas también de oro.

    FOTO: STR (REUTERS)

    6 / 25

  •  María Peláez (Natación)

    María Peláez (Natación)

    La malacitana participó en cinco Juegos Olímpicos, convirtiéndose en la nadadora con más presencias. Nació en Málaga en 1977 y destacaba principalmente en la prueba de mariposa. De Barcelona 92 a Pekín 08 fue una de las más destacadas. Consiguió ser campeona de Europa en Sevilla, en 1997, mientras que se colgó también una plata y un bronce también en europeos. La andaluza fue una referencia para la siguiente generación de nadadoras que empezaron a conseguir más éxitos, encabezados por Mireia Belmonte, con Melani Costa, Rafa Muñoz, Aschwin Wildebor o Duane da Rocha como los más emblemáticos. Ganó 51 campeonatos de España.

    FOTO: JOSE MANUEL RIBEIRO (REUTERS)

    7 / 25

  • Nina Zhivanevskaya (Natación)

    Nina Zhivanevskaya (Natación)

    La nadadora rusa, nacida en 1977, se casó con un entrenador español y se trasladó a vivir a Torremolinos (Málaga). A partir de 1999, ya contrastada y con una medalla olímpica, empezó a competir con España. Logró en Sidney 2000 la cuarta medalla para la natación, un bronce en los 100 espalda. Al margen de ese éxito, se colgó un oro mundial en los 50 espalda en el Mundial de Barcelona 2003 y 18 medallas en Europeos de piscina corta y larga. Su palmarés solo es superado por Mireia.

    FOTO: DAVID GONZALEZ (DIARIO AS)

    8 / 25

  • Erika Villaecija (Natación)

    Erika Villaecija (Natación)

    Dejando a un lado los éxitos de Mireia Belmonte, Erika Villaecija ha sido la nadadora que más ha prolongado sus éxitos en una amplia carrera, que inició en 2002 y que finalizó en 2018. En este periodo, la nadadora de Horta (1984) ganó 16 medallas internacionales. Estuvo cerca de conseguir la medalla olímpica en Atenas 2004, cuando finalizó quinta en los 800 libre; o en Londres 2012, pues fue octava en los 10 km aguas abiertas. En su palmarés, fue dos veces campeona de Europa y una del mundo en piscina corta, así como la primera en competir en unos Juegos en piscina y en aguas abiertas.

    FOTO: Enric Fontcuberta (Diario AS)

    9 / 25

  • Rafa Muñoz (Natación)

    Rafa Muñoz (Natación)

    Hasta 2018, Rafa Muñoz aún tenía en su poder el récord del mundo de los 50 mariposa que consiguió en Málaga en 2009. Uno de los nadadores de talla mundial que ha dado la natación española. Nacido en 1988 en Córdoba, pronto empezó a destacar en los 50 y 100 mariposa, prueba que dominaba a la perfección. Aunque en 2008 ya ganó medallas en los Europeos de piscina olímpica y corta, su gran año fue 2009, cuando acudió al Centro de Tecnificación de Marsella donde acabaron de pulirle. En época de bañadores mágicos, el cordobés se subió al podio en ambas pruebas en el Mundial de Roma, compartiendo cajón con Michael Phelps. Después, una depresión le apartó de la natación, pero logró sobre doble campeón de Europa en 2010 y 2012.

    FOTO: JOE KLAMAR (AFP)

    10 / 25

  • Mireia Belmonte

    Mireia Belmonte (Natación)

    La nadadora con más medallas olímpicas nació en Badalona en 1990. Empezó a nadar por prescripción médica y pronto demostró habilidad en el agua y un fuerte carácter competitivo. Con 16 años, logró ser doble campeona del mundo júnior. Fue a partir de 2010 cuando empezó a convertir esos éxitos en categoría absoluta. En su poder, cuenta con cuatro medallas olímpicas (un oro, dos platas y un bronce), seis medallas mundiales y 13 europeas. En piscina corta también ha sumado 21 medallas entre Mundiales y Europeos. Ha conseguido más de 100 campeonatos de España y tres récords del mundo de piscina corta. Su prueba que más le ha aupado son los 200 mariposa, aunque destaca en los 400 estilos y 800 y 1.500 libre.

    FOTO: Al Bello (Getty)

    11 / 25

  • Manel Estiarte (Waterpolo)

    Manel Estiarte (Waterpolo)

    Ha disputado seis Juegos Olímpicos, desde Moscú 80 a Sidney 00, y ha sido el capitán de la generación de oro del waterpolo español. Fue nombrado hasta en siete ocasiones mejor jugador del mundo y el primero en conseguir éxitos en Italia. Estiarte nació en Manresa en 1961 y sus hermanos también se han dedicado al deporte acuático. Inteligente en el agua y con un gran lanzamiento, Estiarte sumó un oro y una plata olímpica, un oro y dos platas mundiales y otras medallas en Europeos. A nivel de clubes, ganó dos Copas de Europa, con el Pescara y el CN Barcelona, y fue condecorado en 2001 con el Premio Príncipe de Asturias.

    FOTO: RAQUEL MANZANARES (EFE)

    12 / 25

  • Jesús Rollán (Waterpolo)

    Jesús Rollán (Waterpolo)

    Fallecido en 2006, la vida de Jesús Rollán fue un amor incondicional al waterpolo. Criado en Madrid, donde aprendió a ser portero en la Escuela de Tecnificación Madrileña con Mariano García, dio el salto en 1986 a Barcelona. Primero se ligó al CN Catalunya, el club de su vida, en la que fue campeón de Europa en 1995. Y luego jugó en Pro Recco, y también ganó la Champions en 2002. En la Selección marcó una época. Ganó una plata (1992) y un oro (1996) olímpicos, dos oros mundiales (98 y 01) y dos platas (91 y 94), y varios reconocimientos internacionales. Su personalidad marcó una época en la portería de la Selección y en el deporte español, y fue uno de los mejores metas de la historia de este deporte.

    FOTO: DAVID GRAY (REUTERS)

    13 / 25

  • Chava Gómez (Waterpolo)

    Chava Gómez (Waterpolo)

    Perteneciente a la generación madrileña, formada por Toto García, Jesús Rollán o Miki Oca, que logró éxitos con la Selección española en los 90, Chava Gómez fue uno de los estandartes de ese equipo. Nació en Santander en 1968, pero sus inicios se sitúan en Madrid. Jugó a lo largo de su carrera en distintos clubes, como el Ondarreta Alcorcón, el Atlètic-Barceloneta o en Valencia, Zaragoza, Tenerife y Real Canoe. Ganó siete ligas. Con la Selección, estuvo en todos los títulos, de la plata en el Mundial de 1991 al oro de 2001, pasando por otro campeonato mundial, el oro y la plata olímpica y más medallas de carácter internacional.

    FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA (EPA)

    14 / 25

  • Jordi Sans (Waterpolo)

    Jordi Sans (Waterpolo)

    Comenzó en Montjuïc para después seguir en Poble Nou, Catalunya, Mediterrani y retirarse en 2004 en el Atlètic-Barceloneta. Nació en 1965 y su sobrino, Dani Ballart, también logró sus mismos éxitos. Ganó seis ligas y cuatro copas, actuando en la posición de boya. Con España, llegó a participar en cinco Juegos Olímpicos. Se colgó la plata en Barcelona 92 y el oro en Atlanta 96, marcando dos goles en la final. Asimismo, fue uno de los líderes de un equipo que consiguió ser campeón del mundo y subcampeón en otras dos ocasiones. Actualmente es el vicepresidente de la Unión de Federaciones de Cataluña (UFEC).

    FOTO: DAVID GRAY (REUTERS)

    15 / 25

  • Willy Molina (Waterpolo)

    Willy Molina (Waterpolo)

    Apadrinado en sus inicios por Manel Estiarte, Willy Molina estaba llamado a ser su relevo. El ceutí nacido en 1984 no ha conseguido tantos éxitos, pero su carrera es una de las más brillantes del waterpolo español. Con 17 años, ya fue campeón del mundo en Fukuoka. Luego, cuando le tocó liderar la Selección, se colgó tres medallas en 2006, 2007 y 2009. En 2016 puso fin a su etapa con España y jugó con Italia, su segunda casa. A nivel de clubes ha jugado entre los dos países: Natació Barcelona, Pescara, Pro Recco, Brescia y Fiorentina.

    FOTO: NIKOLA SOLIC (REUTERS)

    16 / 25

  • Miki Oca (Waterpolo) Nacido en Madrid en 1970, Miki Oca ha conseguido éxitos dentro y fuera del agua en una vida de película. Criado en la Escuela de Tecnificación Madrileña, su carrera deportiva duró una década, la que le valió para ser uno de los jugadores más destacados de la Generación de Oro. Ganó dos platas mundiales (1991 y 1994) y dos medallas olímpicas. La plata de Barcelona 92 (estrelló un balón al palo en un remate que pudo dar el oro) y el inolvidable oro de Atlanta 96. Regresó al waterpolo después de una carrera en la moda y en la televisión para entrenar al CN Alcorcón, con el que conquisto dos Ligas, pero en 2010 empezó a liderar la Selección femenina de waterpolo. En diez años acumula acumula dos oros europeos y un bronce; un oro y dos platas mundiales y una plata olímpica en Londres 2012, el punto de inflexión de la otra Generación de Oro.

    Miki Oca (Waterpolo)

    Nacido en Madrid en 1970, Miki Oca ha conseguido éxitos dentro y fuera del agua en una vida de película. Criado en la Escuela de Tecnificación Madrileña, su carrera deportiva duró una década, la que le valió para ser uno de los jugadores más destacados de la Generación de Oro. Ganó dos platas mundiales (1991 y 1994) y dos medallas olímpicas. La plata de Barcelona 92 (estrelló un balón al palo en un remate que pudo dar el oro) y el inolvidable oro de Atlanta 96. Regresó al waterpolo después de una carrera en la moda y en la televisión para entrenar al CN Alcorcón, con el que conquisto dos Ligas, pero en 2010 empezó a liderar la Selección femenina de waterpolo. En diez años acumula acumula dos oros europeos y un bronce; un oro y dos platas mundiales y una plata olímpica en Londres 2012, el punto de inflexión de la otra Generación de Oro.

    FOTO: LASZLO BALOGH (REUTERS)

    17 / 25

  • Jennifer Pareja (Waterpolo)

    Jennifer Pareja (Waterpolo)

    Aunque se retiró en 2016, justo después de los Juegos de Río cuando se quedó fuera de la convocatoria olímpica, Jennifer Pareja pasará a la historia como la primera gran jugadora del waterpolo español, nombrada por la FINA mejor waterpolista del mundo en 2013. Nacida en Olot en 1984, Pareja empezó a acudir a la Selección con 16 años, justo cuando el waterpolo femenino empezaba a progresar en el panorama internacional. De 2001 a 2011 apenas logró títulos a nivel nacional e internacional, y ella y Blanca Gil eran las jugadoras más internacionales del equipo. Pero en 2011 fue la capitana de la Selección que se colgó medallas en Juegos, Mundiales y Europeos; y del CN Sabadell que alzó hasta cuatro veces la Champions y logró un récord de imbatibilidad en la liga española que aún perdura.

    FOTO: ATTILA KISBENEDEK (AFP)

    18 / 25

  • Maica García (Waterpolo)

    Maica García (Waterpolo)

    Toda una vida en el CN Sabadell, Maica García (1990) lleva una década siendo una de las referentes de la Selección femenina, de su club y es la boya más destacada del mundo. En 2007 ya debutó en un Mundial, pero sus mayores éxitos se suceden desde Londres 2012. Maica ha participado en una plata olímpica, dos medallas mundiales y cuatro europeas, entre ellas dos oros, y solo se perdió el Mundial de Budapest de 2017 por descanso. Con un liderazgo en el agua y un carácter que impregna al equipo, la mitad de su corazón pertenece al CN Sabadell. Ha ganado 13 Ligas, 13 Copas de la Reina, 10 Supercopas y ha logrado ser hasta en cinco ocasiones campeona de Europa. Una boya que ha marcado una época.

    FOTO:

    19 / 25

  •  Laura Ester (Waterpolo)

    Laura Ester (Waterpolo)

    Laura Ester, o ‘Pajarito’, ha sido la guardiana de la portería del CN Sabadell y de la Selección femenina de waterpolo en una década de ensueño. Formada en el Mediterrani, siendo aún júnior ya ganó la medalla de plata con el Europeo de Málaga de 2008, a la sombra de Patricia del Soto. En 2010, empezó a relanzar su carrera. Su paso al Sabadell y la llegada de Miki Oca a la Selección femenina la convirtió en indispensable. En su botín, diez Ligas, diez Copas de la Reina, cinco Champions, una plata olímpica, un oro y dos platas mundiales, dos oros y un bronce europeos. Ha sido galardonada como mejor portera europea del año, la última vez en 2019, y de Mundiales.

    FOTO: FERNANDO ZUERAS (DIARIO AS)

    20 / 25

  • Gemma Mengual (Natación sincronizada)

    Gemma Mengual (Natación sincronizada)

    Cuando empezó a practicar la sincro, España era un país residual. Cuando se retiró por primera vez a las puertas de los Juegos de Londres en 2012, el equipo de Anna Tarrés era el segundo del mundo. Gemma Mengual, barcelonesa nacida en 1977, es la pionera de la sincro española. Nadadora del solo, dúo, combo y equipo, acumuló medallas y resultó una deportista icónica. Desde que se subiera al podio en el Mundial de Barcelona en 2003, ya no se bajó de él y acumuló dos medallas olímpicas, 20 mundiales y 18 europeas. En el Mundial de Roma, en 2009, estuvo a punto de ganar el oro en la prueba de solo a la nadadora rusa Natalia Ischenko.

    FOTO: FERNANDO ZUERAS (DIARIO AS)

    21 / 25

  • Andrea Fuentes (Natación sincronizada)

    Andrea Fuentes (Natación sincronizada)

    Andrea Fuentes, nacida en Reus en 1983, se dedicó pronto a la sincronizada junto a su hermana Tina. La tarraconense ganó su primera medalla en 2005 y se empezó a convertir en una nadadora de peso en el equipo. Sustituyó a Paola Tirados en el dúo y formó pareja junto a Gemma Mengual y después fue solista cuando se retiró la barcelonesa. En total, acumula cuatro medallas olímpicas, y es la deportista, junto con Mireia Belmonte y Arantxa Sánchez Vicario, con más podios. Ganó 16 medallas mundiales y 11 europeas. Decidió retirarse en 2012 después de los Juegos Londres, todavía con solo 29 años.

    FOTO: PETER ANDREWS (REUTERS)

    22 / 25

  • Ona Carbonell (Natación sincronizada)

    Ona Carbonell (Natación sincronizada)

    Entró en el CAR de Sant Cugat con apenas 15 años y pronto destacó por su sensibilidad a la música y su facilidad en el agua. Aprendió al cobijo de Gemma Mengual y, cuando se retiró, subió un escalón en el equipo al formar pareja de dúo con Andrea Fuentes. Fue en 2010. En 2012, se convirtió durante siete años en la solista del equipo español. La nadadora posee el récord de medallas femeninas en Mundiales, con 23, logradas el pasado verano en Gwangju (Corea del Sur). Hay que añadirle dos medallas olímpicas y 12 europeas. Está considerada una de las grandes nadadoras icónicas de la sincro mundial.

    FOTO: ALEJANDRO GARCÍA (DIARIO AS)

    23 / 25

  • Javier Illana (Saltos)

    Javier Illana (Saltos)

    Los saltos representan la disciplina con menos estrellas en grandes campeonatos de la RFEN debido también a la falta de instalaciones. Aunque Ricardo Camacho fue el primer icono y junto con Julia Cruz fueron finalistas olímpicos, Javier Illana, nacido en Leganés en 1985, llegó a cotas más altas pese a que solamente se colgase una medalla de bronce en el Europeo de 2010 en trampolín de 1 metro. Participó en tres Juegos Olímpicos y llegó a competir en hasta siete finales mundiales, aunque no consiguió pasar de la quinta posición. Se entrenó en Madrid y estuvo una temporada en Canadá.

    FOTO: GUSTAU NACARINO (REUTERS)

    24 / 25

  • David Meca (Aguas abiertas)

    David Meca (Aguas abiertas)

    Nacido en Sabadell en 1974, David Meca es el nadador de aguas abiertas más reconocido en una disciplina recién nacida en el programa olímpico. Aunque una vez retirado fue más famoso por sus apariciones televisivas y por sus retos extravagantes, el nadador fue un referente en todas las distancias en el cambio de siglo. Logró siete medallas mundiales, dos de ellas de oro, y cuatro europeas. Además, ha conseguido subirse al podio en 5, 10 y 25 kilómetros: incluso en el Mundial de Honolulu, de 2000, se colgó tres medallas.

    FOTO: RODOLFO MOLINA (DIARIO AS)

    25 / 25

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.