BOXEO

Russell rompe su 'hibernación'

Gary Russell Jr. expone este sábado el Mundial WBC del peso pluma ante el mongol Tugstsogt Nyambayar. Acostumbra a pelear solo una vez por año.

Previa del Gary Russell Jr. vs  Tugstsogt Nyambayar: WBC del peso pluma.
AFP

No es habitual que un campeón mundial dispute una única pelea al año. Gary Russell Jr. (30-1, 18 KO) acostumbra a ello. En 2014 sufrió su única pelea como profesional. Cedió ante Vasyl Lomachenko por el Mundial WBO del pluma. Ese año, en diciembre, volvió a poner su récord en verde y desde 2015, cuando disputó el Mundial WBC del pluma y destronó al campeón, solo pelea una vez al año. No ha habido un motivo de fuerza mayor que explique esa 'hibernación'. Es un púgil muy talentoso y ha preferido esperar a un gran cartel que a ir sumando defensas. Pese a ello, debe cumplir y este sábado lo volverá a hacer en Allentown (Pensilvania). 

La última vez que boxeó fue en mayo de 2019, y lo hizo en una pelea vibrante contra el español Kiko Martínez. Este sábado le espera el actual retador oficial, Tugstsogt Nyambayar (11-0, 9 KO). Sin duda el mongol, de 27 años y plata en Londres 2012, dará una bonita batalla a Russell, quien sabe que tiene la capacidad de limpiar la división, aunque su poca continuidad y sobre todo, sus grandes cualidades, le haya lastrado en ese objetivo. "Mostraré porqué ninguno de lso otros campeones quiere enfrentarse conmigo. Nadie ha dado el paso de desafiarme. Me ocuparé del negocio contra un oponente fuerte y mostraré todas mis habilidades. Como siempre", ha declarado el campeón en la previa.

Russell, que también fue olímpico (Pekín), tiene un boxeo exquisito. Su movilidad y continuidad en el golpeo hacen que sus rivales sean incapaces de ejecutar su plan. La pelea ante Nyambayar, con un estilo muy similar, es muy interesante, ya que hay que recordar que el único púgil que ha derrotado al campeón es Lomachenko, otro gran amateur (doble campeón olímpico). Pese a todo, la superioridad mostrada por Russell habitualmente le hace llegar como favorito. Otro factor a tener en cuenta será la inactividad, no del estadounidense, quien ya ha demostrado que no le afecta pelear una vez al año. El aspirante no boxea desde enero de 2019, justo en su combate más importante como profesional y en el que ganó el título IBO. Nyambayar está acostumbrado a una mayor continuidad, aunque como Russell en los últimos dos años sólo se ha subido a la tarima dos veces. Dos 'hibernaciones' se rompen este sábado. Russell espera llamar la atención de otro campeón y Nyambayar confirmarse.