UFC

Las cinco claves de la victoria de McGregor sobre Cowboy Cerrone

Conor McGregor derrotó en solo 40 segundos a Cerrone. Su triunfo tiene puntos clave en el octágono, pero también fuera. Su cambio de actitud, vital.

Conor McGregor regresó a la acción y lo hizo impresionando. Solo tardó 40 segundos en deshacerse del 'Cowboy' Donald Cerrone. El irlandés hizo una pelea y un desempeño perfecto, pero detrás de ese triunfo hay varias claves que ahora vamos a repasar.

1- El amor por su deporte

Según la revista Forbes, en los últimos cuatro años Conor McGregor ha ganado 200 millones de dólares. Con esa cantidad de dinero no necesitaría volver a meterse en un octágono. De hecho, el pleito con Cerrone le dio, según él mismo estima, 80 millones de dólares. Por ello, el amor a su deporte es vital. A McGregor se le vio disfrutar cuando se dirigió al octágono, cuando lo pisó y sobre todo mostró hambre de victoria y de querer hacer cosas grandes. Algo clave. Sin ambición no hay futuro en un deporte tan sacrificado como las MMA.

Conor McGregor posa en el centro del octágono mientras es presentado en el UFC 246.

2- Cambio de actitud de McGregor

Relacionado con el amor a su deporte está el cambio de actitud y hábitos que el mismo reconoció. Khabib le barrió cuando se enfrentaron en 2018. No hay duda ni excusa, pero el irlandés aseguró que estuvo bebiendo whisky hasta la semana previa. No se cuido y lo acabó pagando. Para este combate ante Cerrone hizo una preparación como debe ser y lo evidencio en su estado físico. Además, el McGregor 'reformado' que enseñó fuera de la competición le sirve para llegar de una manera más cerebral que antes. Si hubiese llegado sobreexcitado a este combate, cuando arriesgó para dañar primero al Cowboy podría haber fallado y el resultado ser diferente.

3- La legendaria puntería de McGregor

Conor McGregor golpea a Donald Cerrone durante el UFC 246.

En 40 segundos de pelea da tiempo para analizar diferentes factores. Es cierto que la primera izquierda que intenta McGregor la falla, pero eso le permite sorprender con su hombre, un golpe que Cerrone reconoció que no esperaba. Fuera de eso, destaca la precisión que siempre ha tenido y que mantuvo en este pleito. Cuando logró abrir el hueco que quería en la guardia del Cowboy, le plantó el pie en el mentón. Un golpe letal que dejó al estadounidense KO. Cerrone ha demostrado muchas veces su dureza y aunque estaba tocado, sin ella patada la pelea podría haberse alargado.

4- Cerrone no pudo aguantar la potencia de Conor

Donald Cerrone fue noqueado en 66 segundos en su única oportunidad titular y ante McGregor resistió 40. En quizá sus dos combates más importantes la resistencia que le caracteriza no estuvo con él. Los golpes en frío cambio el devenir de un combate y en esta ocasión sucedió así. El estadounidense reconoció que los golpes que recibió con el hombro de McGregor le dejó tocado y sangrando por la nariz. En otra parte de la pelea quizá no lo habría notado, pero los primeros instantes son clave. Él recibió dos grandes golpes (sobre todo la patada) y aunque intentó resistir acabó sucumbiendo al no encontrar una de sus señas de identidad.

5- El irlandés se adaptó bien al peso welter

Conor McGregor posa tras su victoria sobre Cowboy Cerrone en el UFC 246.

Conor McGregor mostró un físico muy definido durante toda la previa. El irlandés está cómodo en su nueva categoría (peso welter). No sufre en exceso en el corte y se encuentra rápido y potente. En toda la previa la gran duda estaría en saber si podría con la diferencia de tamaño. Él tenía la envergadura de su lado, pero la altura y el mayor peso rehidratado estaban en el otro bando. Cuando se sube de peso siempre es complicado mantener la pegada, sobre todo si vas contra luchadores más grandes que tú, como era el caso, pero The Notorious dejó claro que la división le va bien y que su potencia es la misma. De hecho, el mismo recordó su gesta: es el primer luchador en UFC que noquea en el peso pluma, ligero y welter.