POLIDEPORTIVO

¿Qué va a hacer el Gobierno de Pedro Sánchez con el deporte?

Lanzar la Ley con un Plan Estratégico, acabar con la desigualdad de género o una polémica posibilidad de que las selecciones autonómicas tomen más impulso.

¿Qué va a hacer el Gobierno de Pedro Sánchez con el deporte?
Pablo Blazquez Dominguez Getty Images

Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones. La situación de bloqueo que también afecta al deporte, con una Ley de regulación del sector que debe jubilar a la de 1990 y que quedó varada en el trámite parlamentario, debería salir pronto de la parálisis.

De momento, Sánchez, que prometerá su cargo este miércoles, debe despejar la incógnita de si Deporte continúa ligado a Cultura (área que estará bajo el ámbito del PSOE y no de Unidas-Podemos) y si José Guirao sigue al frente de la cartera. La composición del Gobierno no se hará pública hasta la semana próxima. Y en función de si hay cambio de titular, no se da por segura la continuidad de María José Rienda, en el cargo de secretaria de Estado para el Deporte desde junio de 2018. Hay quinielas que apuntan a su relevo por Pepu Hernández, exseleccionador de baloncesto y ahora al frente de la oposición del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid. Sánchez, gran aficionado al básquet, le convenció para dar el salto a la política. Y ahora podría ofrecerle una recompensa mayor.

Pedro Sánchez dedicó el sábado un pequeño tiempo en su discurso de investidura al deporte para relatar las medidas reflejadas en su acuerdo con Unidas-Podemos, lo que ya es una novedad. “Definiremos un Modelo del Deporte Español y promoveremos una Ley del Deporte que se acompañará de un Plan Estratégico”, consta en el punto 6.8. “Buscará apoyar especialmente al deporte femenino, también al de base y el universitario”, dijo Sánchez.

El Plan Estratégico era una demanda de ADESP (Asociación del Deporte Español) y del Comité Olímpico Español (COE) para definir el marco con un horizonte temporal amplio y que el articulado no quedase así en papel mojado. La Ley salió del Consejo de Ministros con el polémico artículo 90 que impedía “explotar o comercializar” a LaLiga los derechos de otros deportes y está por ver si se mantiene y si habrá muchos cambios tras las 151 aportaciones de reforma que recibió el Anteproyecto. El horizonte de la igualdad efectiva de género será algo que, incluso, se reforzará (equilibrio en directivas, premios, protección de la maternidad…).

Otra demanda del sector, la regulación de las profesiones para evitar el intrusismo y el peligro para la salud que conlleva, también es atendida en el punto 6.9. Y un plan de formación y empleo para deportistas “antes, durante y después de su etapa”. Se profundizará en la carrera dual que se viene reforzando en los últimos años. También, en el punto 5.12 está reflejado que se combatirá “la discriminación de las personas LGTBI en el deporte”.

Un apartado que puede generar polémica tiene que ver con el acuerdo con el Partido Nacionalista Vasco (PNV). La única representación internacional la ejercen las federaciones nacionales por delegación del Gobierno, pero en el punto 11 del escrito se acuerda: “Abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural”. Algo en colisión con el texto del Anteproyecto de Ley del Deporte.

En cuanto a las subvenciones a las federaciones, el PSOE ya contempló en su fallido proyecto de presupuestos aumentarlas. De los 54,2 millones de 2018 se había previsto subir hasta los 72.

Otras medidas que afectarán al deporte serán la regulación de la publicidad de las apuestas deportivas (ADESP pide, además, que un 1% de su negocio repercuta en el Deporte) y la subida de cuatro puntos (23 al 27%) en el tipo impositivo del IRPF para rentas superiores a 140.000 euros, algo que tendrá impacto, especialmente, en el fútbol.

Acuerdo PSOE-Podemos

En el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos bajo el título "Coalición progresista: un nuevo acuerdo para España", el deporte adquiere también protagonismo y la primera mención llega en el punto 5.12 "Un País Orgulloso de su Diversidad", donde se apunta que "Combatiremos la discriminación de las personas LGTBI en el deporte".

Tras este punto, el sexto capítulo de este acuerdo está dedicado a "Cultura y Deportes", que empieza con el texto "Asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector. Fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida".

Hay dos epígrafes que llaman la atención en materia de deporte: el 6.8 y el 6.9

6.8 "Definiremos un Modelo del Deporte Español y promoveremos una Ley del Deporte que se acompañará de un Plan Estratégico del Deporte en donde se buscará:

- Fomentar el deporte en edad escolar

- Impulsar el deporte universitario

- Apoyar la práctica del deporte como factor de integración e igualdad

- Desarrollar a través del deporte campañas de educación en valores - alimentación, hábitos saludables y sostenibilidad

. Potenciar el deporte femenino con medidas concretas para impulsar sus éxitos tanto a nivel nacional como internacional y para alcanzar la paridad en la práctica y en la gestión del deporte.

6.9. Regularemos las profesiones del deporte y se impulsará un plan de formación y empleo para los deportistas antes, durante y después de su etapa deportiva, así como medidas concretas para posibilitar su inclusión en la sociedad.

Programa del PSOE

El Partido Socialista recogía sus planes en materia de deporte en el subapartado 2.2.3 bajo el título "Cultura y deporte", donde se pueden leer los dos siguientes puntos:

"Impulsaremos una Ley de mecenazgo que mejore las deducciones y sus límites, incluyendo los servicios profesionales y no sólo las donaciones patrimoniales, contemplando la regulación del mecenazgo y patrocinio de las actividades deportivas, científicas e investigadoras"

"Promoveremos una Ley del Deporte que se acompañará de un Plan Estratégico, para regular las profesiones asociadas al deporte, así como la accesibilidad a su práctica por parte de todos los ciudadanos, la eliminación de toda discriminación por género y la formación y empleo para los deportistas retirados"

El deporte también aparece en el epígrafe 2.3.3 bajo el título de "Igualdad de trato y diversidad":

"Impulsaremos la aprobación de un paquete de medidas en favor de la igualdad de trato, la no discriminación y la valoración positiva de la diversidad: una Ley Integral para la Igualdad de Trato y la no Discriminación, la Ley contra la Discriminación de las Personas LGBTI, -incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión-, y la reforma de la Ley de Identidad de Género. Fomentaremos la integración sociolaboral de las personas trans y su plena participación en la vida política, social y cultural, y combatiremos la discriminación de las personas LGBTI en el deporte".

Programa de Podemos

La formación morada también recoge guiños al mundo del deporte en el punto 190 de su programa electoral: "Cuidar a los y las profesionales del deporte y fomentar el deporte femenino mediante una ley marco estatal. Esto mejorará sus condiciones laborales, ya que la actual ausencia de reglas favorece la precariedad que reina en el sector. Esta norma también incrementará la protección de la salud de quien utiliza estos servicios, que muchas veces se prestan sin la titulación profesional adecuada. Se establecerán planes plurianuales de becas y financiación de las federaciones para ofrecer a nuestros talentos seguridad durante los ciclos de preparación de la alta competición. También se diseñarán programas de transición a la vida laboral de los y las deportistas que finalizan sus carreras, con especial atención a la inclusión laboral de las mujeres y a las oportunidades a través del empleo público. Este sector, cuya Ley del Deporte tiene casi 30 años, debe adaptarse a la realidad de que el deporte femenino goza hoy de un seguimiento y de una asistencia a las competiciones similar, y en ocasiones superior, al masculino, al mismo tiempo que las propias deportistas tienen que luchar día a día contra la desigualdad en su reconocimiento y en sus retribuciones. Por eso, reconoceremos las competiciones femeninas de máxima categoría y a sus deportistas como profesionales y estableceremos premios y dietas iguales para mujeres y hombres, También fomentaremos el incremento de la información deportiva dedicada al deporte femenino con el objetivo de alcanzar la paridad, algo con lo que empezarán los medios públicos conforme a criterios objetivos de éxito en las competiciones nacionales e internacionales".

También hace mención al deporte y a la actividad física en el punto 242: "Reforzar la Educación Física y el acceso al deporte. Esta asignatura recuperará su condición troncal y se incorporará al bachillerato. En coordinación con las demás Administraciones, impulsaremos también programaciones deportivas en los centros públicos, en las que deberá haber una proporción de actividades gratuitas que permitan a niños, niñas, adolescentes y jóvenes practicar deporte al menos tres veces a la semana de manera gratuita. Implantaremos planes específicos en las zonas rurales y en aquellas con mayor desigualdad social".

Acuerdo PSOE-PNV

El deporte también cobra protagonismo en el acuerdo de pacto de investidura firmado entre PSOE y el Partido Nacionalista Vasco (PNV). En el escrito destaca el punto 11, donde se puede leer: "Abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural". Este hecho podría abrir una puerta a que las selecciones vascas pudieran competir a nivel internacional, algo que no concuerda con lo que se recoge en el anteproyecto de Ley del Deporte propuesto precisamente por el gobierno de Pedro Sánchez.