Competición
  • Premier League
  • Serie A

POLIDEPORTIVO | LEY DEL DEPORTE

Adelanto electoral: sin Ley del Deporte y con el mismo dinero

Adelanto electoral: sin Ley del Deporte y con el mismo dinero

JUAN AGUADO

DIARIO AS

Tras rechazar los Presupuestos el Congreso, el presidente Sánchez convocará elecciones. La Ley quedará en el aire y no habrá 20 millones más para federaciones.

La inminente convocatoria de elecciones generales afecta, y mucho, al deporte. El Congreso rechazó hoy los Presupuestos con los votos de PP, Ciudadanos, ERC y PDeCAT (191 votos contra 158 y 1 abstención), por lo que el presidente, Pedro Sánchez, anunciará el viernes tras el Consejo de Ministros un inminente adelanto electoral, según confirmaron fuentes de Moncloa. No llegarán, pues, a agotar el plazo de legislatura que se extendía hasta junio del 2020. Como consecuencia, el anteproyecto de Ley del Deporte queda en el aire y el dinero para el año preolímpico será el mismo que en 2018: 54,2 millones de euros en subvenciones ordinarias a las federaciones en vez de los 74 (veinte más) de los que hubieran dispuesto de salir las cuentas adelante.

La fecha más probable que se maneja para las elecciones es el 28 de abril, por lo que habría de plazo hasta el 5 de marzo para disolver las Cortes (54 días es el límite legal). De ser el 14 de abril, la fecha límite de disolución es el 19 de febrero. Y de retrasarse al superdomingo del 26 de mayo, el 2 de abril.

Ahora mismo, la Ley del Deporte está en proceso de audiencia pública para presentación de alegaciones hasta el día 26, aunque las federaciones han pedido dos semanas más. Por lo tanto, de celebrarse los comicios en la primera de las fechas, ni siquiera pasaría ese trámite. Si fuera el 26 de mayo, aún habría margen de que fuese remitida a las Cortes como proyecto de ley con las modificaciones realizadas, pero no habría tiempo material para que pasara el trámite de enmiendas de los grupos políticos. Quedaría un texto que podría rematar el PSOE si ganara las elecciones o, probablemente, se comenzaría de cero con otro partido en el Gobierno.

“Seguimos con el mismo calendario de reuniones previsto para la Ley”, apuntan desde el CSD, que hoy tiene consultas con los comités Olímpico y Paralímpico.

La otra parcela afectada serán las arcas de las federaciones. El Gobierno anunció el mayor presupuesto de la historia del CSD en 2019: 204 millones para todos los conceptos. En cuanto a subvenciones ordinarias para federaciones, ascendía a 74 (nivel de antes de la crisis). Eso serían 20 millones más de los dispuestos en 2018. Pero al tumbar el Congreso los presupuestos, se prorrogan las cuentas y se quedarían de momento en 54,2 de los que han adelantado ya 50.

EL PROCESO DE PROMULGACIÓN DE LA LEY

Audiencia pública. El viernes 1, el Consejo de Ministros dio luz verde al anteproyecto. Y el proceso de audiencia pública para presentar alegaciones acaba el día 26. Las federaciones anuncian “más de 50”, igual que las ligas. El Gobierno, abierto a cambios, puede pedir también informes (Competencia, Consejo de Estado...).

Consejo de Ministros. De ahí, y con la redacción pulida, saldría como proyecto de ley hacia el Congreso. Aquí comenzaría un nuevo periodo de enmiendas de los grupos políticos. Actualmente, el PSOE tiene sólo 84 diputados. En la Comisión de Cultura y Deporte, PP y Ciudadanos anunciaron batalla. A Podemos sí le gustaba la Ley.

Senado. Si en el Congreso los pactos prosperaran, el texto enmendado entraría en la cámara alta, donde la mayoría es del Partido Popular. Si en el Senado también hay cambios, el Congreso debería volver a votar la Ley. Si una Ley va rodada, todos estos plazos se extienden unos cuatro o cinco meses. Con el adelanto sería imposible.