UFC

Joel Álvarez: el ‘Fenómeno’ asturiano pide paso en la UFC

El peleador español, de 26 años, disputó en 2019 sus dos primeras peleas en UFC. Tiene otras dos firmadas y tras una operación espera nueva fecha.

Entrevista a Joel Álvarez sobre su 2019.
Getty Images

"Este chaval ye un fenómeno", comenzaron a decir hace ocho años en el gimnasio Tíbet de Gijón, cuando Joel Álvarez (16-2) empezó a entrenarse allí. Tenía 18 años y, aunque se le veían maneras, pocos esperaban un ascenso tan fulgurante de un chico que probó las MMA por “acompañar a un amigo”. Ahora, con 26, el asturiano ha disputado ya dos combates con la mayor promotora de MMA a nivel mundial, la UFC. Todo le ha sucedido en 2019, 365 días en los que el peleador ha echado en falta “más actividad”. “Competí dos veces, estaba acostumbrado a más y me supo a poco, pero, obviamente, en cuanto a calidad resultó brutal”, afirma Álvarez a AS.

El asturiano recibió la llamada de la UFC con solo 20 días de antelación para su debut. Se midió en febrero con Damir Ismagulov y cayó a los puntos. Con tiempo para realizar una buena preparación, en junio, noqueó a Danilo Belluardo. Dos pleitos, pero que le han aportado mucho. “El primero me hizo comprender todo lo que significa pelear en esta compañía. Pero si me tuviese que quedar con uno de los dos sería con el segundo, ya que el conjunto fue mejor. Pude completar un buen entrenamiento y todo salió bien”, admite.

Una vez pasado el verano, la idea que tenía junto a su equipo era la de volver al octágono, pero debió ser operado del codo. “No fue nada grave, tenía líquido, pero en julio pasé por el quirófano... lo que provocó que no llegase a septiembre, que era la fecha prevista. No pude estar, así que planeamos regresar en la primera mitad de 2020. El primer show en Europa se celebrará en Londres el 21 de marzo. Imaginamos que nos llamarán para ahí, pero de momento no sabemos nada”, confirma.

El Fenómeno es un tipo sencillo y así afronta su futuro. Le restan dos combates en su contrato, pero ni pide ni se pone nervioso. “Estoy entrenándome para cuando vuelvan a avisarme. No hay ningún rival del que diga ‘Quiero pelear con él’. Esto es la UFC. Cualquier adversario y escenario serán especiales y complicados”, concluye mientras no deja de mejorar en el gimnasio. La clave de todo.