BOXEO

Sergio 'Polifacético' Martínez

El argentino se retiró en 2014 y desde entonces es promotor de boxeo, realiza giras con sus monólogos, participa en películas... En 2020 entrará en el Salón de la Fama.

0

El día 7 de junio de 2014, Sergio Maravilla Martínez se subió por última vez a un ring como boxeador profesional. Las lesiones le habían lastrado en la última parte de su carrera y cayó en su adiós ante Miguel Cotto. Desde ese momento han pasado más de cinco años. Ahora, a los 44, será incluido en el Salón de la Fama de Atlantic City (Estados Unidos). Se trata de otro reconocimiento a su excelso legado. Ha sido nueve veces campeón mundial (contando interinatos y un WBC Diamante) y tuvo un reinado consecutivo de 50 meses (entre 2010 y 2014), logrando ser el tercer mejor púgil del momento, solo por detrás de Floyd Mayweather y Manny Pacquiao. Una leyenda.

Pese a estar retirado, Maravilla se siente en activo. “Sigo entrenándome porque sigo siendo boxeador, y lo seré hasta el último día de mi vida”, reconoce el argentino, que ahora acude al gimnasio Detroit del madrileño barrio de Vallecas bajo las órdenes de Tinín Rodríguez. Martínez estuvo cerca de volver en 2018 en una revancha contra Julio César Chávez Jr., pero al final no fue posible. “Lo hacía por la aventura de poder vivir una preparación con un equipo nuevo. Quería descubrir eso, lo que serían cinco o seis meses con un ambiente diferente y disfrutar lo que no pude en mis últimos dos años de mi etapa anterior”, añade.

Al margen de esos deseos, Maravilla tiene otra vida fuera de la competición. Vive a caballo entre España y Argentina, ya que le gusta “más el calor que el frío”. “Llevo diez años de un verano constante. Como mi día a día actual lo puedo desarrollar aquí y allí, aprovecho las temporadas veraniegas”, admite. La parte ligada al boxeo la conoce más el gran público. Sergio imparte charlas motivacionales, masterclass, seminarios y también es promotor. Su otra faceta: la interpretación.

Desde el año 2015 realiza monólogos y también ha dado el salto a la gran pantalla (el último film en el que participó fue Pistolero, que se estrenó en octubre). “No suelo ponerme nervioso, tampoco cuando actúo. Creo que porque todavía no soy actor. Dicen que cuando uno está en el camino del arte siempre hay nervios, sino no eres actor o artista. Puede que todavía no lo sea, pero el boxeo me causaba algo más de tensión”, admite Maravilla, quien tras su retirada se ha convertido en Sergio Polifacético Martínez.