Competición
  • Clasificación Eurocopa

BOXEO

Warrington, "sin concesiones" para su defensa ante Tokoucht

Josh Warrington defiende este sábado el IBF del peso pluma ante el francés Sofiane Takoucht. Reconoce que hubo errores en su preparación anterior.

Previa del Josh Warrington vs Sofiane Takoucht: Mundial IBF del peso pluma
Reuters

Leeds se paraliza este sábado con uno de sus ídolos: Josh Warrington (29-0, 6 KO). El púgil, de 28 años, expone el Mundial IBF del peso pluma por tercera vez en su carrera. Llega en su mejor momento, pero esta pelea será diferente. Se ha preparado "sin concesiones" y ha prometido que "no le ocurrirá lo mismo que a Joshua ante Andy Ruiz". Warrington maravilló al mundo en diciembre de 2018 cuando derrotó a Carl Frampton en uno de los combates del año. En 2019 solo ha peleado ante Kid Galahad, contra quien logró ganar, pero no acabó de lucir. El camino a ese pleito, clave.

"Creo que en el último campamento, las cosas no fueron igual. La gente (de su equipo) se alejaba de sus roles. No quedé contento en esa pelea y sus tácticas eran arruinar el combate, así que volvimos a lo básico y como solíamos entrenar la técnica. En esa preparación hubo una gran acumulación de medios que parecían dictar mi entrenamiento y eso me afectó a la larga", ha asegurado en varias entrevistas en la previa. Lo tiene claro: cero confianzas ante el francés Sofiane Takoucht (35-3-1, 13 KO), un rival que le plantará batalla, pero del que el inglés tampoco tenía demasiadas referencias. "Hasta que no me dijeron que no iba a pelear contra él no había oído demasiado de él. Lo he estudiado y he visto que es duro. Es un luchador a presión y zurdo. Solo ha perdido contra rivales de primer nivel", añade el británico.

Respeto sí, pero también Warrington espera un mensaje de cara al futuro. "Estaré decepcionado conmigo mismo si la pelea se va a los puntos. Intentaré hacer una declaración de intenciones y acabar rápido", asegura el de Leeds. Su movilidad, calidad y ritmo le pone por delante en las apuestas. Es mejor, pero debe ratificarlo. Después, tiene claro lo que quiere para su próximo paso: "Me gustaría una pelea en Estados Unidos contra un top". Ese es el sueño, pero los rumores apuntan a que Galahad podría volver a ser nombrado aspirante oficial, lo que no le acaba de hacer gracia al boxeador. "Es una broma, no entiendo como bajó al número 8 en el ranking y de repente está luchando contra un eliminador de nuevo. Debe de haberse quejado. Aunque todavía no ha ganado la eliminatoria, ya veremos que pasa", afirmó. Galahad o Estados Unidos, todo pasa por el mismo sitio este sábado: el First Direct Arena de Leeds.