Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Masters 1000 Shanghai
Fórmula 1
1 1:27.064

S. Vettel

Ferrari

2 a 1:27.253

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 1:27.293

V. Bottas

Mercedes

7 a 1:28.304

C. Sainz Jr.

Mclaren

1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Gran Canaria CAN

80

BC Andorra AND

67

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

79

Baskonia BAS

75

FINALIZADO
Estudiantes EST

87

Manresa MAN

79

WWE

Wyatt es indestructible: vapulea a Rollins tras recibir una paliza

Seth Rollins sigue siendo campeón Universal tras Hell in a Cell. Pese a ello, acabó KO tras un ataque de Bray Wyatt. Mientras, Becky Lynch ganó el combate de la noche.

Crónica del WWE Hell in a Cell 2019: Seth Rollins vs The Fiend Bray Wyatt.
WWE

Una luz roja iluminó el Golden 1 Center de Sacramento (California) para el combate estelar de Hell in a Cell 2019. En el 'infierno' estaba el 'Demonio' Bray Wyatt, que con su nuevo personaje buscaba su primer título. Fue un auténtico martirio para el campeón Universal, Seth Rollins, desde Clash of Champions y también en este PPV. Seth empezó sufriendo y aunque estaba acongojado empezó a aplicar un fuerte castigo a 'The Field'. Tras seis 'Stomp' y un 'Pedigree', Rollins intentó una cuenta de tres... y se quedó en uno. Había castigado con todo al aspirante, pero no había manera de acabar con Wyatt. Eso desquició al campeón, hizo que se olvidase del cinturón y dejó uno de los finales más locos y controvertidos que se recuerdan en la WWE.

Rollins golpeó a su rival con todo lo que encontró. Siempre buscó su cabeza, algo que metió miedo al árbitro. Tanto fue así que cuando Rollins pegó con un martillo en la cabeza de Wyatt, el referí detuvo el combate y levantó la jaula. No hubo referencia al Campeonato Universal, que sigue siendo de Rollins. Seth estaba fuera de sí y cuando Wyatt iba a ser traspasado a la camilla se acercó a él. Erró. Pues pareció que nada le había pasado a 'The Field'. Con una 'Garra Mandibular' dejó KO a Rollins, que se llevó un tremendo castigo en el ringsite y acabó sangrando por la boca mientras recibió otra 'Garra Mandibular'. Mientras, el público pedía que se reactivase el combate... pero poco o nada parecía importar el cinturón a Wyatt. Mandó un mensaje bien claro al universo de la WWE: es indestructible.

La noche fue capicúa. Terminó en la jaula de acero y empezó igual. Ese inicio fue el combate de la noche. Becky Lynch retuvo el Campeonato femenino de Raw ante Sasha Banks en una batalla épica que duró algo más de 30 minutos. Ambas luchadoras no se cortaron, ofrecieron un duelo épico. Usaron todo lo que se encontraron. Querían ganar, pero también hacer daño a su rival. De todos los movimientos destacó uno de Becky Lynch. Enganchado en la jaula, creó un 'trono' para Banks y saltó sobre ella. Fue tremendo el golpe, pero eso no finalizó la pelea. Quedaba mucho. Hell in a Cell fue el evento en el que más cerca estuvo de perder Becky, pero la irlandesa crece en cada combate y lo volvió a demostrar. Cuando el cansancio aparece, la campeona saca su calidad y así logró evitar un ataque y cerrar una 'Desarmadora' para llevarse el triunfo. Becky sigue camino de ser leyenda.

Charlotte, diez veces campeona

Charlotte Flair, con su décimo título logrado en Hell in a Cell.

Ese adjetivo, el de leyenda, ya lo tiene Charlotte Flair, que en Hell in a Cell consiguió su décimo título al derrotar a Bayley. Flair salió con aires de campeona y desde el primer momento quiso la victoria. La logró por empeño y por saber estar concentrada. La nueva Bayley piensa más en ciertas tretas, lo que hizo que discutiese con el árbitro y ese momento lo aprovechase Flair para, con una Figura 8, acabar con el combate. También cambió de manos el Campeonato femenino por Parejas. Las Kabuki Warriors (Asuka y Kairi Sane) derrotaron a Alexa Bliss y Nikki Cross con una acción extraña. Asuka escupió un líquido verde a Cross, que se quedó descentrada y recibió una patada en la cabeza que la dejó KO. Perdían el título e iniciaban una rivalidad. El resto de la cartelera fue curiosa, ya que hasta última hora solo había cuatro combates confirmados.

Daniel Bryan y Roman Reigns olvidaron sus problemas y acabaron fundidos en un abrazo al ganar a Erick Rowan y Luke Harper. Supieron jugar como pareja y les sirvió para vengarse. Por su parte, el King Corbin perdió contra Chad Gable, que aguantó una nueva paliza y fue el más listo de la clase para imponerse. Después, en el vestuario, Corbin atacó a Gable. Randy Orton derrotó a Ali en un pleito disputado, pero en el que la experiencia de la 'Víbora' fue clave. Por último, The O.C. acabaron descalificados al atacar a Strowman (que peleó junto con los Vikings Raiders) y mantienen la tensión con el 'Monstruo entre Hombre', quien tras lo ocurrido en SmackDown, este lunes en Raw se verá las caras con Tyson Fury.

Consulta los resultados y el resumen del WWE Hell in a Cell 2019