Competición
  • Clasificación Eurocopa

MONTAÑISMO

El esprínter del Himalaya

Nirmal Purja ha conquistado 13 ochomiles en seis meses. Su reto son los 14, y está ya a solo una cima, el Shisha Pangma, de conseguirlo.

El esprínter del Himalaya

Cuenta Nirmal Purja que cuando expuso su idea, muchos dibujaron una sarcástica e incrédula sonrisa. 

Esa idea es el Project possible 7/14. El Proyecto posible. Su objetivo, ascender los 14 ochomiles en siete meses. Y el esprínter de las montañas, en el que nadie creía, está ya a solo una cima, el Shisha Pangma, de conseguirlo.

Le quedan siete semanas para poder cumplir su reto desde que en abril arrancara en el más difícil, el Annapurna, una cima con una tasa de mortalidad de casi el 40%. El pasado 27 de septiembre conquistó el Manaslu. Solo queda un paso, el Shisha Pangma, cerrado por China por "motivos de seguridad" en medio de los actos de celebración del 70 aniversario de la Revolución. Pero según informó el Himalayan Times, Purja podrá obtener un permiso especial gracias al trabajo diplomático del gobierno de Nepal e intentará culminar un sueño que es casi real.

Purja tiene 36 años, es nepalí y dejó el Ejército británico a principios de año, hipotecó su casa y buscó donaciones y patrocinios. "Seguí a mi corazón, como cuando me alisté", resume. Sirvió en los Gurkhas, la histórica compañía de soldados nepalíes e indios a sueldo de Gran Bretaña, y después pasó a las fuerzas especiales durante diez años. De repente, y sin mucha experiencia como escalador, abandonó todo (también una futura pensión) para embarcarse en la aventura. Tampoco estaba especialmente dotado para la altura, porque no creció en el Himalaya, sino en una aldea a sólo 2.000 metros. Todo apuntaba al fracaso...

Pero para dimensionar su feroz ejercicio de alpinismo, basta decir que el récord de velocidad en las catorce cumbres más altas del planeta está en posesión del surcoreano Kim Chang-Ho, que en 2013 culminó su recorrido en 7 años, 10 meses y 6 días. Lo hizo sin oxígeno. Antes, a finales de los ochenta, el duro polaco Jerzy Kukuczka lo completó en 7 años, 11 meses y 14 días, con oxígeno en el Everest pero trazando nuevas rutas y con cuatro ascensiones invernales.

Ahí le llueven las críticas a Purja. Él no tiene reparos en utilizar oxígeno, un gran equipo de sherpas, cuerdas fijas de las que también se provechan otros e, incluso, traslados en helicópteros entre campos bases. Si no, no hubiera sido posible empalmar 11 cumbres en 94 días. O subir al Everest y al Lhotse en 10h 15. Fue entonces cuando realizó la famosa foto del atasco en la cima del mundo que hizo saltar alarmas. En su web, figuran tres Récords Guinness. 

Y hablar de récords en el alpinismo es tentar la bicha. Por su forma de atacar las cumbres, Nims es criticado por muchos. El mito Reinhold Messner, el primero en hacer los 14, admite seguir "con curiosidad" el camino de Purja, aunque aclaró en La Gazzeta que él nunca escaló "para hacer un récord". Ahora, cuestionable o no, Purja está cerca de reventarlos todos.