BOXEO

Laura Fuertes roza las medallas

Laura Fuertes cayó por decisión dividida ante Hanna Okhota, actual subcampeona mundial, en el Europeo olímpico. Jenifer Fernández, a cuartos de final.

Crónica de la 4ª jornada del Europeo de boxeo olímpico de Alcobendas.
Juan Aguado

Laura Fuertes tenía este miércoles, en Alcobendas, el mayor reto de su carrera. La española, de 20 años, se enfrentaba en los cuartos de final del Campeonato de Europa femenino de boxeo olímpico a la actual subcampeona del mundo de su categoría (48 kg), la ucraniana Hanna Okhota. Poco le importó el nombre a la asturiana, que demostró ser el futuro del boxeo olímpico español. Habló de tú a tú a Okhota, hizo méritos para ganar… y solo le faltó convencer a los jueces. Cayó por decisión dividida (28-29, 29-27, 29-28, 29-28 y 30-27), y es que aunque peleaba en casa, hacerlo contra los países del Este de Europa todavía pesa en el boxeo AIBA. No llegó la medalla, pero llegará. Potencial le sobra.

La española mostró en dos combates en el campeonato sus dos versiones. En primera ronda trabajó el contragolpe y en cuartos salió a mandar. Impuso su jab y fue conectando derechas cada vez con mayor facilidad. Laura peleaba contra una zurda, y se llevó de calle el posicionamiento de pies en el primer asalto. Fue clave. Arrasó a la ucraniana, que fue regulando y estuvo poco activa, no veía el hueco para contragolpear. En el segundo asalto, desde su esquina le dijeron a Okhota que debía llevar la iniciativa. Comenzó a sacar combinaciones largas y las manos empezaron a llegar. Fuertes tenía bien claro lo que debía hacer: contestar todo y lo hizo, pero ese asalto fue para la subcampeona mundial.

Todo debía decidirse en el tercero. Fuertes no dio un paso atrás, cuando tocaba estar en la media distancia no se achantó. Pegó duro y con su derecha recta lo hizo claramente. Replicó la ucraniana con la izquierda recta (era zurda). La visitante estaba más bregada en competiciones de este nivel y se afanó en demostrar que impactaba. Fuertes siempre replicó y acabó pegando, pero solo convenció a uno de los cinco juegos. La quimera no lo fue y en un año y medio (tiempo en el que se recuperó la Selección gracias a Iberdrola) Laura Fuertes ha dejado claro que está al nivel de cualquier en su categoría.

Patricia Martín cayó en octavos

Patricia Martín (Azul) y Rosie Eccles durante su combate.

Patricia Martín fue la siguiente española en entrar en liza. La canaria no tenía tampoco una rival sencilla, pero siempre dio la cara ante la galesa Rosie Eccles. Martín fue fiel a su estilo en todo momento. Salió confiada en sus posibilidades y nunca dio un paso atrás. Armó la guerra en el primer asalto y no la acabó hasta que llegó el toque de campana. El primer asalto fue el más ajustado, y fue en el que mejor llegó la española, pero Eccles era muy rápida y siempre colocaba la mano en el lugar idóneo. Esa virtud la destacó todavía más en los dos siguientes asaltos, en los que la diferencia fue mayor. Patricia Martín tenía sus opciones, llegaba duro, pero en el cómputo general tiraba menos y encajaba mucho más. Al final, los jueces no tuvieron dudas, triunfo por decisión unánime (30-26, 30-25, 30-26, 30-25 y 30-25) para Rosie Eccles.

Jenifer Fernández, exhibición y a cuartos

Jenifer Fernández festeja su triunfo ante Eszter Torok.

La última en subirse al ring este miércoles fue Jenifer Fernández, quien se convirtió en la grata sorpresa de la Selección. Tras ganar el Nacional de este año en 57 kg recibió la llamada de la Federación. En poco tiempo se ha hecho un hueco en el equipo y el futuro pinta prometedor, ya que tras esta competición se trasladará desde Granada hasta la Blume para continuar creciendo. En el Europeo, se medía en primera ronda a la rumana Eszter Torok, quien planteó una guerra de inicio. Fernández lució bien y venció antes del límitie. Estuvo rápida para quitarse manos y contragolpeó con gran criterio.

Las derechas rectas y voladas siempre eran efectivas, y Torok lo empezó a notar. Pegaba, daba un paso atrás para esquivar y sobre el fallo Jenifer conectaba de nuevo su golpe. Una exhibición absoluta que además pudo acompañar de pegada, ya que en dos asaltos realizó tres cuentas de protección a su rival. Tras la última, y viendo que el dominio era claro, el árbitro paró el dulo y Jenifer se mete en cuartos, a un paso de las medallas. En esa ronda le espera este jueves inglesa Karriss Artingstall. Además, este jueves también será el turno en cuartos de Eva Díez, quien se tiene que medir a la máxima favorita de su categoría (51 kg), la turca Buse Cakiroglu. Laura Fuertes rozó las medallas, Jenifer Fernández y Eva Díez todavía sueñan con ellas.