Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

ATLETISMO | JUEGOS PANAMERICANOS

Yulimar Rojas: oro en triple con récord de Venezuela (15,11)

La venezolana, de 23 años, ganó su primer título panamericano con el mejor salto de su vida. En 200, Shelly Ann Fraser-Pryce y Álex Quiñónez dominaron.

Yulimar Rojas: oro en triple con récord de Venezuela (15,11)
LUIS ROBAYO AFP

Yulimar Rojas tenía señalado a fuego en su calendario los Juegos Panamericanos de Lima. “Es una competición que se valora mucho en mi país. Tenía una responsabilidad, pero traté de ser positiva”, decía la venezolana, de 23 años, que salió lanzada al oro en triple salto. Lo logró a lo bruto, porque terminó con 15,11, récord de Venezuela, 16ª marca de todos los tiempos y el salto más lejano desde la final olímpica de 2016, en la que ella fue plata tras Ibargüen (hizo 15,17 aquel día), baja por lesión en esta final. Esta vez no hubo duelo, pero sí mucho espectáculo.

Yulimar ya comenzó muy fuerte con su primer salto: 14,90 metros y título asegurado. La medida era inalcanzable para unas competitivas rivales, que se aplicaron al máximo. Ricketts voló a 14,76 y Povea a 14,60. Rojas se iba a la grada para ajustar su talonamiento y perfilar su siguiente vuelo junto a Iván Pedroso, la leyenda cubana de la longitud que dirige sus pasos de en Guadalajara (España). Tras el 14,90, hizo dos intentos de ajuste y en el cuarto pegó el zarpazo definitivo. 15,11, superando en cinco centímetros su mejor marca personal y récord de su país y de la competición.

Yulimar, premio As América 2018, ha sido plata olímpica y tres veces campeona del mundo, pero tenía pendiente el oro panamericano al que nunca había podido aspirar ya que en 2015, cuando fueron los últimos Panamericanos, apenas había hecho triple salto en su vida. Ahora es una de las deportistas con más potencial de la historia de la disciplina y en su punto de mira aparece el récord del mundo de Inessa Kravets. De momento, ya es campeona panamericana en unos Juegos en los que tenía el cartel de estrella. Ganó y gritó de emoción. Próximo objetivo: los Mundiales de Doha (del 27 de septiembre al 6 de octubre).

200 atómicos: Shelly Ann Fraser y Quiñónez mandan

Espectacular fue el nivel en Lima de las dos finales de 200 metros. Shelly-Ann Fraser-Pryce, seis veces medallista olímpica, dominó el doble hectómetro, una distancia que en ocasiones se le hace larga a Pocket Rocket (Cohete de Bolsillo). Hizo 22.43, lo más rápido que se ha corrido nunca en esta competición. “Tras el primer 100 fue muy duro, es la segunda medalla internacional que gano en 200 en mi vida”, explicaba Shelly-Ann, con pelo amarillo y de 32 años, que ha regresado a la competición al máximo nivel tras ser madre.

Y la carrera masculina supuso la gran recuperación en la historia de Álex Quiñónez. El ecuatoriano fue finalista olímpico en 2012 y después su carrera se torció hasta casi dejar el atletismo. Ahora a los 30 años ha vuelto con los mejores. Es líder de la Diamond League y campeón panamericano de 200 con 20.27 en una carrera en la que salió muy mal, pero remontó con muchísima fuerza hasta imponerse a Jereem Richards, de Trinidad y Tobago.