Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

ATLETISMO | DIAMOND DE SHANGHAI

Lyles bate a Coleman en 100 y ya vuela en 9.86; Ortega, cuarto

El estadounidense, de 21 años, hizo marca personal en 100 en Shanghai y venció en los cuadros a Coleman. Ortega fue cuarto en 110 vallas (13.28) y Samba, 47.27 en 400 vallas.

El primer gran duelo de los 100 metros de 2019 se vivió en la Diamond League de Shanghai y fue electrizante. Lo ganó el estadounidense Noah Lyles (9.86), en la foto-finish, a Christian Coleman. Las dos nuevas balas de la velocidad norteamericana, de 21 y 23 años, tienen dos propuestas bien diferentes. Coleman, bajito y rocoso, es un mísil en la salida. Lyles, fino y estilizado, es más corredor de 200, y alcanza su punta de velocidad a partir del 50... Ambos corrobaron la teoría en el hectómetro de China. 

Coleman, plusmarquista mundial de 60 (6.34), tomó ventaja y Lyles aprovechó su caída de la velocidad para imponerse en la línea de meta. Los dos acreditaron 9.86, que para Lyles es la mejor marca de su vida. Noah, de Gainesville (Florida), había registrado hasta ahora 9.88 en 100 y es más fuerte su marca en 200, con 19.65. Con 20 años, corría más rápido incluso que Bolt. Apunta a estrella, aunque no ha debutado en un gran campeonato. Los Mundiales de Doha (a finales de septiembre) serán su gran presentación. Allí debería estar Coleman, que ya fue segundo en Londres 2017 por delante de Usain (ganó Gatlin).

Incluso en carácter, los dos aspirantes son diferentes: Lyles es sonriente y extrovertido, Coleman, más serio.  "Le dije a mi entrenador en el calentamiento, "hoy es el día". Me sentía caliente, sé que puedo llegar desde atrás y ganar", dijo Lyles, que tendrá su próxima parada en Roma (6 junio), con un 200: "Será mi momento de hacer algo divertido". Coleman hará su próxima parada en Estocolmo (30 de mayo), también en 200: "Mi carrera con Noah estuvo muy apretada, llevaba nueve meses sin correr. Estoy entrenándome duro".

Samba, a 49 centésimas del récord

En 400 vallas el récord del mundo (46.78 de Kevin Young) se tambalea cada vez que compite Abderrahman Samba. El qatarí tiene un marcón en las piernas y en Shanghai dominó con 47.27, a 49 centésimas de la plusmarca. Samba se desmarcó en la última valla de Rai Benjamin (47.80), el otro que desafía a Young. “Ambos nos hemos empujado hasta la línea de meta, el gran objetivo son los Mundiales de Doha a final de año. Esta va a ser una gran temporada”, avisaba al acabar. Ya está muy en forma.

Orlando arranca cuarto con 13.28

En una temporada veraniega para la que ha cambiado de entrenador, Orlando Ortega tuvo un buen arranque en 110 vallas. Fue cuarto con 13.28, una marca mejor de lo que esperaba (“si hago 13.50 estará bien”, dijo a As) y estuvo en la pelea junto a Shubenkov (tercero, con 13.28) y les ganó Xie (13.18) y el jamaicano McLeod (13.12), que regresa a la élite tras una larga lesión y lloró tras entrar a meta: "Mi tía Tracey falleció ayer. No sabía si correr, pero me pregunté, ¿qué querría ella que hiciera? Corrí".

Arafi, del Premio As a la victoria

En la primera carrera de Diamond sin permiso para que compitan las atletas DSD que no se mediquen (como Semenya) hubo sorpresa y la marroquí Rababe Arafi, premio As Arabia 2018, fue la ganadora con un tremendo final, recordando que viene del 800, y se impuso con 4:01.15 ante la etíope Tsegay y hasta el quinto puesto cayó la holandesa Sifan Hassan (4:01.95).