Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

BOXEO

Superheroína Pastrana: tumba a Arrazola y es tricampeona

Venció a los puntos por decisión unánime (99-91, 100-90 y 100-90) a Arrazola para convertirse en tricampeona mundial. Dominó de principio a fin y lució.

Tic, tac, tic, tac… así comienza la canción que introduce a Joana Pastrana en el ring. No es un reloj, pero para ella significa que empieza el juego. Cuando Joana camina hacia su esquina sólo mira a su rival. La española atravesó a Arrazola con su mirada primero, después dio un recital de boxeo y la venció en las cartulinas. No hubo KO, pero tampoco dudas: 99-91, 100-90 y 100-90. Así se convertía en tricampeona mundial, como Kiko Martínez. Por delante sólo queda Castillejo (siete veces campeón mundial), queda camino, pero hay calidad y una mujer que ya está marcando época. En Moralzarzal reunió a 2.000 personas. Es una superheroína y lo dejó claro en el ring. Nadie puede con ella.

Pastrana estaba en su casa, defendiendo lo suyo y salió a mandar. La española tomó el centro del ring de inicio y mandó. La derecha recta fue su golpe de la noche. El estudio previo de Nicolás González y Álvaro Gil-Casares fue sublime, como siempre, y ella ejecutó sin fisuras. Pasó desapercibido en los primeros asaltos su trabajo de destrucción. Lucen más los golpes al rostro, pero Joana fue una apisonadora. Golpeó sin cesar a Arrazola en la zona de flotación y después se benefició. Antes, Pastrana dominó hasta el cuarto round, cuando la mexicana dio un paso al frente y armó ‘la bronca’. Era lo que quería, pero la distancia y rapidez a la hora de esquivar de la española lo evitó. Era el ecuador del combate y todo cambió.

Arrazola empezó a ir a menos y la exhibición de Pastrana fue mayúscula. Golpes de todos los ángulos, variantes y estilos. Estaba desatada. La mexicana pudo resistir la ofensiva y contragolpeó con criterio, pero Joana estaba rápida y hábil, quitándose todo lo que le llegaba. De diez. “La hostia de Dios”, le pedía el público (en alusión a sus declaraciones en La Resistencia). Joana tomó nota y lo intentó, pero aunque los golpes no arreciaron sobre Arrazola, la mexicana no cedió. La victoria llegó, ella entró al ring vestida de oro y salió igual. Triunfante, como campeona.

Pastrana: "No puedo ser más feliz"

Pastrana festeja su tercer campeona mundial.

"Ha sido el combate más difícil en cuanto a preparación. Me enfrenté a una campeona con gran experiencia, guerrera y zurda. Ella no defraudó y planteó una pelea difícil, pero me voy con muy buenas sensaciones. Las mejores. Hemos bordado la táctica que habíamos preparado. Estoy muy feliz y con ganas de volver a repetir pronto. El apoyo del público ha sido increíble, ha llenado el pabellón y me ha llevado en volandas todo el duelo", aseguró a As tras su victoria.