Competición
  • Clasificación Eurocopa

BOXEO

Lomachenko, ante Crolla el 12 de abril en Los Ángeles

Lomachenko, ante Crolla el 12 de abril en Los Ángeles

AFP

El ucraniano disputará su primera pelea después de unificar en diciembre de 2018 los cinturones WBA y WBO del peso ligero. Lo hace ante el retador oficial.

Vasil Lomachenko (12-1, 9 KO) defenderá por primera vez sus dos cinturones del peso ligero (WBA y WBO) tras unificarlos en diciembre ante Pedraza. El ucraniano ha decidido cruzarse con el retador oficial de la WBA, con quien anunció el acuerdo un día antes de que se tuviese que disputar la subasta. Será contra Anthony Crolla (34-6-3, 13 KO) el 12 de mayo en el Staples Center de Los Ángeles. Con esa pelea, cierra, por el momento, un combate contra Gervonta Davis o Mikey García, que era lo que los aficionados le estaban reclamando.

Tras el triunfo de Gervonta Davis sobre Hugo Ruiz el 9 de febrero, las redes sociales comenzaron a pedir un Lomachenko vs Davis. El combate sería uno de los más vistosos que se han dado en los últimos años, pero las negociaciones no serán fáciles. Bob Arum (promotor de Lomachenko) tendría que entenderse con Mayweather (manejador de Davis) y uno de los puntos más importantes sería pactar el peso. Pues Lomachenko abandonó el superpluma tras ganar a Rigondeaux y su idea es unificar el ligero. Entonces, sería Davis el que debería de ascender.

Por esa idea de unificar, sale el nombre de uno de los mejores libra por libra del momento, Mikey García. El estadounidense tiene en su poder el cinturón WBC y el IBF, es decir, podría cumplir su propósito. Sería otro duelo muy atractivo... pero García va a por el más difícil todavía y tras ser campeón en cuatro divisiones va por la quinta, ante el monarca IBF del welter, Errol Spence Jr. Ese duelo será el 16 de marzo, por lo que la posible pelea tendría que retrasarse y Lomachenko siempre ha mantenido que quiere estar activo, pues sabe que con 31 años su carrera no se podrá estirar al máximo nivel muchos años. Así, el ucraniano ha hecho lo más rápido, que era cumplir con su obligación WBA y dar la oportunidad a Crolla, quien se ganó ese derecho en noviembre y desde entonces lleva esperando. Crolla, curiosamente, perdió el mismo cinturón que ahora tiene Lomachenko ante Jorge Linares, al que el ucraniano derrotó para ganarlo