Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Khimki Moscú KHI

-

Maccabi TEL

-

Estrella Roja RED

-

Panathinaikos PAN

-

Milan MIL

-

B. Munich MUN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

BOXEO

Samir Ziani secó a Juli Giner

Crónica del Juli Giner vs Samir Ziani: Europeo del peso superpluma.

Gorka Leiza

DIARIO AS

Vivieron una pelea muy cerrada e intensa desde el primer segundo. La balanza estaba igualada, pero el español abandonó exhausto en antes del séptimo asalto.

Cabizbajo se quedó en su esquina Juli Giner. Recibía los apoyos de quien nunca le fallan, sus entrenadores (Emiliano y Javi Gallego) y su público, que gritaba: "Juli, Juli", pero no había consuelo para el español. El púgil de Barcelona llegaba muy ilusionado a disputar el Europeo del superpluma ante su público, pero se vació ante Samir Ziani y fue franco. "No puedo más", le dijo a su esquina antes de salir al séptimo asalto. El combate se terminó y Juli se quedó hundido. Estaba batallando en una guerra de guerrillas, pero su cuerpo dijo basta y él usó la cabeza. Hay más vida además del boxeo.

Giner, de 35 años y campeón continental en 2015, sabía que su rival iba a salir a meterle mucho ritmo y que no debía cebarse, y lo hizo. Fue una pelea cerrada durante todos los asaltos que se disputaron. Ziani salió revolucionado, y nunca frenó. Encerraba a Juli Giner y lanzaba muchas manos. Algunas entraban, otras no, pero la sensación era que el francés quería pasar por encima al local. Pese a todo, la pelea estaba nivelada. Giner es un veterano y supo frenar bien los golpes, esquivar y contragolpear. Era su combate y seguía el plan en una guerra muy física. Con una pelea tan cerrada y un rival que metía tanto ritmo, la balanza en el ecuador del combate iba nivelada, pero Juli no pudo más. Ziani lo celebró, era la victoria de su vida. Giner acabó pidiendo perdón a la gente, ellos le respondieron con una ovación, por guerrero. 

Juli Giner durante su combate ante Ziani.

El Nacional del ligero, vacante: nulo entre Urquiaga y Tomás

Franky Urquiaga e Iván Tomás ofrecieron un combate que hizo vibrar al público y generó mucha expectación para el futuro. Ambos hicieron combate nulo (94-96, 95-95 y 95-95) en un duelo que tuvo dos partes muy diferenciadas. En la primera el dominio fue claro para Urquiaga, pero en la segunda el ritmo lo marcó Tomás. El catalán decidió moverse y Franky Urquiaga le cerró huecos. Mucho más ritmo del púgil de Gallego Prada y Tomás soltaba pocos golpes y la mayoría para evitar que Urquiaga le cerrase. Así transcurrió la primera mitad del combate, hasta que en la esquina de Iván Tomás le dijeron que cambiase el rimto.

Comenzó a sacar más manos en el sexto, pero aún así dominó Urquiaga. Debía darle más y le pidieron "guerra" a Tomás en su esquina para el siguiente y la armó. Desde el séptimo round tomó el peso del combate, sacó muchos golpes y llegó con gran acierto al rostro de su rival. Urquiaga contragolpeaba con gran criterio y mantenía la igualdad, pero estaba dejando escapar los asaltos. Tomás se debía haber metido más ritmo en la parte inicial y lo recuperó después. El último asalto fue una guerra absoluta, todo pudo ocurrir y los dos se vaciaron. Un juez vio ganador a Tomás, los otros dos nulo y la Federación (por medio de Carlos Utrilla, miembro del Comité de Boxeo Profesional y supervisor del duelo) se pronunció: "Habéis hecho un gran combate, os merecéis seguir siendo aspirantes oficiales". Habrá revancha. 

Franky Urquiaga e Iván Tomás intercambian golpes durante su combate.

Moussa Gholam barrió a Rat y levantó el WBC Youth

Moussa Gholam tenía la oportunidad de presentarse de nuevo ante el gran público en una velada televisada y lo hizo. Ya había dejado destellos contra Ibrahim Sarr en otra (undercard del Kerman vs Del Río), pero había pasado un año y medio y quería demostrar que su progresión seguía en alza. En Gallego Prada sabían de su potencial y ante la imposibilidad de que hiciese el Nacional (todavía no tiene nacionalidad ) le buscaron la opción del Youth WBC del superpluma (un cinturón para promocionar púgiles menores de 23 con gran futuro). Oportunidad para brillar, y su destello lució muy fuerte ante Álex Rat.

Los dos salieron a medirse desde el primer asalto, pero Gholam dejó clara su intención desde el inicio. Su derecha recta era un puñal, sobre todo con golpes al cuerpo. Rat se movía y Gholam tomó el centro del ring. Cada vez la movilidad de Rat iba a menos y Gholam a más. El púgil de Gallego Prada apretó desde el tercer asalto y comenzó a conectar las manos más duras y con más intensidad. Alguna contra aislada de Rat, pero que no incomodaba al local. Era el claro dominador y la pelea cada vez estaba más de su lado, el rumano se encontraba impotente ante el poderío de su rival y decidió, aquejado de una lesión en su mano izquierda, no salir al sexto asalto. Esa dolencia y la poco tolerancia del árbitro (que le hizo una cuenta por un resbalón y le quitó dos puntos muy discutidos) le hizo abandonar viendo que sus opciones de victoria cada vez iban a menos y las de salir dañado a más. 

Moussa Gholam con el WBC Youth.