Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

PIRAGÜISMO | MUNDIALES

Craviotto y Toro no aflojan: plata en K2 200 antes del K4

Craviotto y Toro no aflojan: plata en K2 200 antes del K4

RFEP

Los actuales campeones olímpicos y europeos fueron superados sólo por los húngaros (+0.260). Dos horas después, metieron el K4 500 en la final del domingo (14:25, TDP).

Los campeones olímpicos Saúl Craviotto y Cristian Toro sumaron la segunda medalla para España en los Mundiales de piragüismo de Montemor-o-Velho (Portugal) con su plata en K2 200. La primera cayó el viernes, con otra plata para Iñigo Peña y Paco Cubelos en el K2 1.000, distancia que estará en Tokio 2020. Desgraciadamente, el trepidante sprint a dos sale del programa olímpico. Por eso, el catalán y el gallego han sumado esfuerzos en el K4 500 galáctico junto a Marcus Cooper y Rodrigo Germade, que vivirá su final este domingo (14:25 h, TDP). Es la prioridad.

El hipercompetitivo catalán, de 33 años, no ha perdido el hambre. Después de pensar en dejarlo tras Río 2016, ya padre de dos hijas y con cuatro medallas en su pecho, emprendió un proceso de descomprensión competitiva de la piragua para meterse entre fogones y ganar MasterChef. Cristian Toro (26 años) tuvo claro que su opción era el K4, al que después se sumaría Craviotto tras un durísimo proceso de selección.

Hoy, en Portugal, compitieron contra kayaks centrados sólo en los 200 metros. Venían de ser campeones de Europa en Belgrado y, con la mente puesta en el K4 500, fueron capaces de subir al segundo escalón del podio. El oro fue para los húngaros Mark Balaska y Balazs Birkas (31.873), que salieron como un obús y fueron capaces de sostener la velocidad ante la remontada de los españoles, a los que les faltó poco (+0.260) para alcanzarles. El bronce, para los serbios Nebojsa Grujic y Marko Novakovic (+0.283).

Un aperitivo sabrosísimo antes del gran banquete del K4, porque dos horas después de subir al podio en el que Cristian Toro pidió matrimonio a su novia, lo hicieron sobre el K4 para dominar su serie (1:21.314, dejando a 2,4 segundos a los portugueses) y logrando el pase directo a la final evitando el desgaste de la semifinal. "Borrón y cuenta nueva. El K2 no lo hemos preparado y el K4 es a lo que hemos venido y llevamos preparando todo el año", advirtió Craviotto. 

Roi Rodríguez, finalizó quinto en K1 1.000 metros

A rey ausente, su sucesor se terminó de hacerse presente. Roi Rodríguez, gallego de 24 años, acabó quinto en el K1 1.000, la distancia reina en la que Marcus Cooper (ahora enrolado en el proyecto del K4 500 que integra a tres campeones olímpicos) fue campeón hace dos veranos en Río.

Roi no estuvo en Río, además de por el empuje de Cooper, porque se centró en acabar sus estudios de ingeniero informático. Había muchas esperanzas puestas en él, en una distancia que sigue en el programa de Tokio 2020. Entre otras cosas, porque en la pista portuguesa se había proclamado campeón mundial Sub-23. Arrancó bien. Tercero en los 250 metros, segundo en los 500, tercero en los 750… y quinto al final (3:31.677) al no poder soportar el ritmo infernal de la estrella local Fernando Pimenta (3:27.666), al que secundaron el alemán Max Rendschmidt (+0.725) y el checo Josef Dostal (+1.511).

0 Comentarios

Normas Mostrar