VELA | 37 COPA DEL REY MAPFRE

El Mediterráneo vive desde hoy su prueba reina en Palma

154 equipos de 29 países, con más de 2.500 regatistas, a por la Copa del Rey. El Rey Felipe VI está inscrito como armador y caña del Aifos 500.

0
El Aifos 500, con Felipe VI a bordo

Palma ya está preparada para ser el punto de atención principal de la vela. Desde hoy y hasta el sábado, se vivirán seis jornadas intensas de competición en las que los 154 equipos de 29 países estarán en liza, con más de 2.500 regatistas, pelearán en la bahía de Palma por convertirse en los vencedores de la 37ª Copa del Rey MAPFRE. Sin duda es la cita más prestigiosa del calendario de regatas del Mediterráneo, organizada por el Real Club Náutico de Palma y la Real Federación Española de Vela y se espera que tenga un impacto económico de unos 25 millones de euros.

A las 13:00 se dará el primer pistoletazo de salida para una Copa de récord y en la que habrá cinco áreas de regatas, una más que el año pasado, y la flota se dividirá en 12 clases, que incluyen las novedades del moderno Melges 40, un velero de 12 metros de eslora, y el 6 Metros Internacional, que navegará como clase invitada. La que será más numerosa (67 barcos) e internacional (17 nacionalidades) será la flota ORC, que se dividirá en tres clases. BMW ORC 1 (el Swan 45 español ‘Rats On Fire’ armado por Rafael Carbonell y patroneado por Rayco Tabares defenderá el título), BMW ORC 2 (destacan el X-41 ‘Antonio Banderas Design’ armado por el actor Antonio Banderas y el Rodman 42 ‘Red Eléctrica’ de Javier Sanz, el mismo barco que ganó en 2017 bajo los colores de SUM Innovation), y BMW ORC 3. Esta última clase aglutina barcos con esloras entre 32 y 40 pies (10-12 metros) y los favoritos son el Dufour 34 ‘Fanytas’ de Miquel Banús (tercero de la categoría en 2017 como ‘Lanzarote Sailing Paradise’) o el Sinergia 40 ‘L’Immens Laplaza Assessors’ de Alexander Laplaza (cuarto en BMW ORC 2 el año pasado).

Felipe VI está inscrito como armador y caña del Aifos 500, un nuevo Swan50 cedido por la firma finlandesa Nautor Swan para que el monarca y la Armada Española compitan. En su vela estará impreso el número E500 y en la copa llevará el nombre de Aifos 500 para conmemorar la celebración de los 500 años de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. Felipe VI buscará su primer triunfo en la Copa del Rey MAPFRE y así quitarse la espina de la edición anterior cuando estuvo muy cerca de la victoria, pero que finalmente acabó en quinta posición. Para ello deberá de vencer al patrón más laureado en la historia de la regata, Pedro Campos.