HABLA EL PRESIDENTE DE LA AIPS

Merlo: "Hay que recuperar el respeto al periodismo"

Gianni Merlo (16-04-1947) es un experto en periodismo. Lleva toda la vida en ‘La Gazzetta dello Sport’ y, en 2005, fue nombrado presidente de la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (AIPS). Ha estado en innumerables Juegos Olímpicos y sueña con un periodismo veraz.

0
Gianni Merlo.
Raphael Dias Getty Images

As sigue su expansión por el mundo. Después de América, ahora llega As Arabia, ¿qué piensa de esta iniciativa?

Es una iniciativa nueva muy importante porque abre un nuevo estadio en la comunicación del futuro. Un estadio más global y correcto con una fuente precisa. El problema es que entre los medios digitales muchas veces no tenemos claro qué es una noticia real y cuál es una fake. Con este tipo de expansión va incluida una identidad verdadera de la información y esto es un hecho que me parece muy importante.

¿Cree que otros medios deberían intentar este tipo de expansión?

El futuro será ese porque hay una evolución en este momento de la comunicación que nos lleva a nuevos objetivos. No podemos saber qué pasará dentro de dos años, pero este es un buen camino. Es una nueva iniciativa que da credibilidad a nuestro tipo de periodismo. Lo veo como una operación que después lógicamente otros seguirán. El mundo es muy grande y a mí me gustan las iniciativas que abren el mundo.

¿Cómo ve la evolución del periodismo?

Hay mucha confusión. Hace tiempo en un periódico había compañeros veteranos que hacían de maestros, ahora por desgracia esto no existe porque los ordenadores están matando también las relaciones dentro del periódico. No hay tiempo para las relaciones humanas ni tampoco para las correcciones. Por esto, en las generaciones más jóvenes no hay una cultura suficiente, no sólo deportiva, también en general. Es un problema de la sociedad, la cultura ha bajado y cuando esto pasa nacen situaciones malas que llevan a la violencia verbal y física.

¿La aparición de internet ha cambiado el periodismo?

Hay elección. Ha nacido el mundo de la web. Ese mundo se sabía que podía destruir un cierto tipo de cultura. Así es más fácil dominar a las masas. Es un principio muy simple. No esperemos que el deporte, con sus defectos y problemas, cree la cultura. Pero si nosotros hacemos una escuela de periodismo verdadero en el interior del periódico y el periodista quiere acometer también una escuela cultural, entonces podemos levantar la institución. La cultural no hace daño, el ignorante sí.

¿Qué han cambiado las redes sociales?

Es un problema porque no las hemos dirigido nunca, lo hemos aceptado todo sin administrarlo. Nunca hemos ido al ataque para defender nuestra profesionalidad y este es el error. Somos muy pasivos, estamos siempre defendiéndonos en vez de ir al ataque. Hemos aceptado todo. En cambio, los periódicos tienen una reacción cultural.

¿Cree que la democratización de la información es un problema?

El problema es que todos piensan que pueden dar una opinión sin estudiar la materia. Es como si vas a la escuela, piden hacer una disertación y no has estudiado. Claro que puedes escribir lo que quieras, pero no tendrá sentido. Por desgracia nuestra sociedad va hacia una cultura mínima. No sé en España, pero en Italia y en gran parte del mundo sucede que las transmisiones más seguidas son las de los mejores chefs de cocina. Se está mejorando la cultura de la cocina, pero no se está haciendo en la cultura de cómo vivir con otras personas. Esto es un síntoma.

¿Qué podemos hacer los periodistas?

Nosotros tenemos que defender nuestra profesionalidad, pero tenemos que defenderla todos juntos. Tenemos un objetivo común. Una cosa es que cada periódico tenga su línea editorial, con su público, otra es que tenemos que ir unidos para defender nuestra estabilidad, tenemos que ganarnos el respeto de la gente.

Uno de los problemas del periodismo son los bulos, noticias falsas o ‘fake news’.

Tenemos que crear un respeto del público por nuestro trabajo. Somos los que tenemos que inventar una referencia para el público, es decir, los periódicos tenemos que ser una fuente respetada, así la gente no creerá más en las fake news. Tenemos que volver a ganarnos el respeto porque lo hemos perdido. Es un hecho que la gente se cree estas noticias. Tenemos que retomar nuestra dignidad. Trabajar en eso, pero los periódicos y las páginas web de información tienen que volver a tener una cultura y demostrar que la tienen, porque no podemos ponernos al nivel del fake news. Tenemos que romper con este mal hábito.

¿La cultura del click es un problema para el periodismo?

La cultura del click es un problema muy importante. Muy grande. Necesitamos periodistas con experiencia que enseñen y ayuden a los nuevos. La vieja escuela. Somos los que tenemos que cambiar, tenemos que volver a ser nosotros mismos. Un periodista joven tiene que escribir para el periódico, también para la web, hacer las fotos, también los vídeos… y después la radio. Haces cinco trabajos y antes hacíamos uno. La era digital ha matado el tiempo del estudio. Mientras antes tenías tiempo, ahora nunca se termina el trabajo. El periodista no tiene tiempo para profundizar.

¿Hay un ‘boom’ del deporte femenino?

Es muy bueno, el único problema es que no conozco público femenino que lea el periódico. Esto es un problema. No las hemos invitado a nuestra comunidad. Hay mujeres que no están interesadas. Tenemos que convencer a las mujeres para que lean sobre deporte.

¿Cree que el fútbol eclipsa el resto de deportes? ¿La llegada de las webs les ayuda?

En las páginas webs hay sitio para más informaciones, pero también hay que ver dónde se coloca. Si pones las noticias de otros deportes abajo del todo, no en la parte de cabecera, es más difícil que la gente lo vea. El lector consume en el móvil y no más de dos o tres minutos seguidos. Es un problema para estudiar. Hay que ver cómo alertar a los lectores que están interesados en esos deportes y es complicado, pero fascinante. Los periodistas no podemos estar siempre llorando, tenemos que tener nuevas ideas.

¿Cómo ve el periodismo deportivo dentro de unos años?

Si queremos salvarlo lo primero que tenemos que hacer es un producto de calidad, un periodismo bien hecho. La calidad siempre ganará. Mediante los productos buenos se vence y los de nivel bajo pierden y desaparecen. Tenemos que prepararnos con noticias veraces, contrastadas, verificando las fuentes… será un periodismo más difícil y trabajoso. Y un periodismo mucho más honesto. Tenemos que hacer autocrítica y estudiar a fondo las cosas que tenemos que cambiar. No me da miedo el futuro.