Sánchez y Pons rozan el podio en unos acelerados 400 estilos

NATACIÓN

Sánchez y Pons rozan el podio en unos acelerados 400 estilos

Sjöstrom.

MADS CLAUS RASMUSSEN

Finalizaron cuarto y quinto en una tarde en la que Lidón Muñoz fue decimosegunda en los 100 libre, Hosszu se colgó su segundo oro y Sjöstrom patinó

Marc Sánchez (25 años) y Joan Lluís Pons (21) han estado muy cerca de subirse al podio en los 400 estilos, en una trepidante segunda jornada de los Europeos de piscina corta que se disputan en Copenhague (Dinamarca). Ambos, nadando en sus mejores marcas personales, quedaron cuartos y quintos respectivamente, en una final dominada por el húngaro Peter Bernek con un tiempo marciano (3:59.47): el segundo entró a cuatro segundos. Sánchez llegó en 4:06.73 y Pons en 4:07.99.

No fue la única participación española de la tarde. Lidón Muñoz, en su debut internacional, logró finalizar en 12ª posición en los 100 libre, en una prueba en la que Melani Costa fue 30ª. La nadadora del CN Sant Andreu completó la prueba en 53.59. Al margen de la participación española, la marca del día la logró el ruso de 17 años Kliment Kolesnikov, que batió el récord del mundo júnior en los 100 espalda (49.25). A tres décimas le quedó el récord mundial absoluto y sus perseguidores llegaron a un segundo. Es favorito para la final del viernes.

Katinka Hosszu logró su segundo oro de estos Europeos de piscina corta en los 100 espalda, una de sus pruebas más irreductibles. Sus 55.66 se quedaron a solo seis décimas del récord mundial y supusieron una brecha insalvable para la holandesa Tira Toussant (56.21). Una de las sorpresas de la tarde se produjo en los 50 mariposa femeninos. Sarah Sjöstrom, asfixiada por un calendario irrespirable, quedó eliminada en las semifinales. El oro se lo llevó si eterna rival holandesa, Ranomi Krowowidjodjo (24.78).

En los 200 libre, el húngaro Danas Rypsas, en una brillante carrera, ha logrado una marca meritoria que le ha valido para colgarse el oro (1:40.85). Se quedó a algo más de un segundo del récord del mundo que está en poder del alemán Paul Biedermann desde 2009. Una marca también de nivel fue la del ruso Kirill Prigoda en los 200 braza (2:01.11), superando al alemán Marco Koch, plusmarquista mundial. Los 100 mariposa masculinos fueron de claro dominio italiano. Oro y plata, para Matteo Rivolta (49.93) y Piero Codia (49.96), en un final apretadísimo.

Sin Mireia Belmonte en los 800 libre, la alemana Sara Koheler se colgó el oro con un tiempo de 8:10.65, por delante de la húngara Boglarka Kapas (8:11.13). Y la última final de la jornada, el relevo 4x50 estilos mixtos, Holanda venció a Bielorrusia y Francia.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar