Una España sin Mireia Belmonte, a crecer en los Europeos

NATACIÓN

Una España sin Mireia Belmonte, a crecer en los Europeos

Una España sin Mireia Belmonte, a crecer en los Europeos

DIARIO AS

DIARIO AS

La natación despide 2017 en una competición sin Mireia Belmonte, que se centra en 2018. Buena oportunidad para el resto del equipo español, a dos años y medio de Tokio 2020.

Mireia Belmonte, premiada recientemente por As como la mejor deportista española de los últimos 50 años, es la principal ausencia del Europeo de piscina corta que arranca este miércoles (y finaliza el domingo) en el Royal Arena de Copenhague (Dinamarca). La baja de la nadadora de la UCAM, que no ha podido completar su ciclo de entrenamiento y prefiere centrarse en 2018, no es baladí. Desde que ganara su primer metal en Debrecen (Hungría), en 2007, ha sumado 43 medallas en piscina en grandes campeonatos (Juegos, Mundiales y Europeos), el 41% del total que ha logrado España (105). Su incidencia ha crecido en el último lustro, después de su explosión en ese inolvidable 2012 en el que alcanzó dos medallas en los Juegos de Londres: Mireia se colgó 29 de los 48 metales internacionales del equipo nacional (60%).

Su crecimiento ha coincidido con el estancamiento de la natación española, que ha perdido peso en el circuito mundial, a la espera de que salgan los nuevos Aschwin Wildeboer, Rafa Muñoz, Erika Villaecija o Duane da Rocha, por citar a algunos ejemplos, que coloreaban con otros nombres el medallero español. De esa vieja guardia participará la recuperada Melani Costa, que espera seguir con su “progresión”, como comentó a este diario recientemente. La final sería un premio después de superar un calvario debido a un neumotórax, y de estar a punto de dejar la natación. “Quiero ir escalando poco a poco. Ahora puedo plantearme nuevos desafíos. Pretendo estar lo más cerca posible de mi mejor nivel”.

Las opciones. El podio pasa por Jessica Vall, que ha realizado recientemente sus mejores marcas en los 100 y 200 braza. La nadadora del CN Sant Andreu nunca ha sido medallista en piscina de 25 metros, una modalidad en la que la velocidad y los virajes son más importantes que otras cualidades. Pero espera revertir la situación en la siempre competida braza: “Me ilusiona, pero de momento esa medalla la veo lejos. Mis experiencias en piscina corta se reducen a una final en 200 braza. Debo tener los pies en el suelo. Hay muchas rivales”.

Las miradas apuntan a África Zamorano, quien competirá en cuatro pruebas y viene de ganar diez medallas en los Nacionales de Barcelona. A sus 19 años, adquiriendo experiencia internacional, la nadadora del CN Sant Andreu espera romper la barrera de las semifinales y poder entrar en su primera final continental. No es la más joven la pupila de Jordi Jou. Águeda Cons, de 17 años, será la benjamín de un grupo que recupera a figuras ilustres de los últimos años, como Marina García, Marc Sánchez, Miguel Durán o Evelyn Álvarez. Y, además, añade la bocanada de aire fresco de Lidón Muñoz, una velocista en un país carente de ella.

Adam Peaty, Katinka Hosszu (nadará nueve pruebas) y Sarah Sjöstrom son las atracciones. Habrá 600 nadadores y 220.000 euros en premios.

0 Comentarios

Normas Mostrar