Los Jaguars consiguen la victoria de la legitimidad ante Seahawks

Jacksonville Jaguars

Los Jaguars consiguen la victoria de la legitimidad ante Seahawks

Los Jaguars consiguen la victoria de la legitimidad ante Seahawks

Reinhold Matay

USA TODAY Sports

El equipo de Jacksonville dominó con autoridad al de Seattle salvo en las heroicidades clásicas de Russell Wilson de último periodo.

Los Jacksonville Jaguars llevan todo el año jugando de manera admirable en la AFC y consiguiendo una notable cantidad de victorias. No obstante, eso no les ha convertido a candidatos a ganar ningún partido de playoffs porque, llegado diciembre, hacen falta victorias de gran legitimidad. La que han conseguido hoy ante los Seattle Sehawks, por 30 a 24, entra de lleno dentro de esa categoría.

No se trata de quitar mérito a los otros ocho triunfos de la temporada, por supuesto. Cada uno de ellos vale un potosí. Y no importa quien se tenga delante porque cada domingo es una historia diferente en esta liga. Además, hay que recordar que los de Jacksonville ganaron, entre otros buenos equipos, a los Pittsburgh Steelers, que no es ninguna broma. Lo que digo es que llegado diciembre, llegado el gran momento de la verdad, hay que conseguir un puñetazo en la mesa que haga al resto de la liga volver la cabeza hacia ti.

Y eso es lo que hicieron con los Seahawks. Tanto, que los ánimos se caldearon en exceso y el final del partido fue una orgía de pañuelos amarillos, penalizaciones e, incluso, alguna que otra expulsión como la de Sheldon Richardson, así como la triste imagen de Jefferson tratando de subir a la grada a pelearse con los aficionados de Jacksonville.

Es intolerable pero, a la vez, entendible, porque rara es la vez que los Seahawks son pasados por encima de tal manera. En un momento dado, los Jaguars ganaban por 17 puntos. Leonard Fournette corrió por encima de ellos pasando de 100 yardas y consiguiendo algún que otro primer down crucial y desmotivador. Blake Bortles lanzó para dos touchdowns. Y la defensa, con una línea protagonista que agobió a Russell Wilson y un par de intercepciones de los cornerbacks estrellas, Bouye y Ramsey, fue también protagonista.

En realidad, la sensación era que el marcador no reflejaba la gran superioridad en el juego de los Jaguars. Y menos aún cuando llegó el último periodo y, claro, el quarterback de los Seahawks sacó de su chistera mágica el repertorio de heroicidades.

La defensa de los Jaguars, inexplicablemente, se durmió en los laureles y concedió dos big plays gigantescas a Richardson y Lockett que hicieron que el resultado estuviera en duda hasta el final. Porque a los Seahawks hay que matarlos cuarenta veces antes de enterrarles. Fue con un primer down, como era de esperar, de Fournette cuando todos le estaban esperando. Dio igual.

Con esta victoria, los Jacksonville Jaguars elevan su récord a 9-4 y se colocan como líderes en solitario de la AFC Sur merced a la derrota de los Tennessee Titans. Más que eso: consiguen una legitimidad que no tenían para entrar en los playoffs, donde ya tienen pie y medio, con aires de poder dar un susto a los favoritos.

Los Seattle Seahawks, por su lado, se quedan en 8-5 y van a tener que seguir peleando para jugar la postemporada. La semana que viene contra Los Angeles Rams tienen una revalidad absoluta.

0 Comentarios

Mostrar