BOXEO

Gerald Washington mide a Wilder en su regreso a la competición

Deontay Wilder pone en juego por quinta vez su título mundial ante Washington. Duelo de invictos con la mente puesta en una unificación de los pesados.

0
Deontay Wilder y Gerald Washington posan ante los medios tras la conferencia de prensa oficial.
TGB Promotions

La espera se le ha hecho larga a Deontay Wilder (37-0, 36 KO). El Campeón Mundial de los pesos pesados por el Consejo Mundial de Boxeo (WBC, en inglés) lleva siete meses alejado del ring tras una lesión y posterior operación en su muñeca derecha. La hoja de ruta del ‘Bombardero de Bronce’ pasaba por un combate ‘sencillo’ para su retorno, pero un nuevo escarceo de uno de sus rivales con el dopaje le hizo variarla.

Wilder había firmado un combate frente a Andrzej Wawrzyk, pero su positivo por Meldonium canceló el pleito. El estadounidense quería pelear en febrero y llamó a la puerta del invicto Gerald Washington (18-0-1, 12 KO). Este ex marine y ex jugador de fútbol americano será un hueso duro de roer. Con una buena movilidad, el ‘Gallo Negro’ buscará evitar los ‘cañonazos’ del bombardero Wilder para alargar el combate. Pese a ello, el campeón parte como claro favorito.

Washington vivirá el combate más importante de su carrera. A pesar de sus 34 años, la experiencia es su talón de Aquiles, por ello su récord no es tan relevante ante un boxeador de la talla e Wilder. Su motivación es máxima, pero en su combate más difícil hasta el momento ha sumado un nulo. Ese hecho puede ser determinante si las cosas se complican desde el inicio. Aunque el tempo del combate lo marcará la mano del campeón. Si Wilder no tiene molestias y puede desplegar su boxeo, es gran favorito. Si por el contrario no está al 100% la balanza podría decantarse del lado del aspirante. Aunque cabe recordar que Wilder ya hizo retirarse a Chris Arreola con su mano derecha lesionada.

Washington, consciente de sus carencias

En la previa del combate Gerald Washington se mostró franco. El ‘Gallo Negro’ es consciente de que tiene todo en contra, pero no por ello pierde confianza. “Tengo que estar preparado tanto física como mentalmente y dejarlo todo en el ring. Tengo sólo 14 peleas como aficionado y 19 de profesional, no tengo toda la experiencia que tiene Wilder, así que me va a costar mucho. Pero no puedo concentrarme en eso, tengo que asegurarme de hacer mi papel”, afirmó.

Por su parte, el campeón habló de la mejora de su boxeo, la cual ha tenido gracias a poder trabajar sólo con una mano. “Mi tiempo libre me ha permitido tener una mejor relación con mi mano izquierda. Hay tantas maneras diferentes de lanzar un jab que no pensé que podía hacerlo. Trabajar con un brazo me permitió estar expuesto a un montón de cosas nuevas, va a ser un Deontay Wilder diferente en el ring”, aseguró confiado el ‘Bombardero de Bronce’, quien espera que 2017 sea su año. Una temporada que espera terminar con una gran unificación.