MUNDIAL FÚTBOL SALA

Argentina, campeona mundial

Derrotó a Rusia en la final (5-4) con doblete del canario Alan Brandi y una exhibición del portero Sarmiento. La albiceleste, nueva reina del fútbol sala.

Argentina, campeona mundial
LUIS ROBAYO AFP

Argentina es la nueva dominadora del fútbol sala mundial. La albiceleste se impuso a Rusia en la final de Cali con las dos armas que la han convertido en el mejor equipo del torneo: orden y corazón. Los de Diego Giustozzi, seleccionador y uno de los grandes artífices de este éxito, nunca bajaron los brazos y fueron capaces de responder a cada golpe de su rival, que salvo el arreón final, se vio completamente anulada por la nueva campeona.

La fuerza argentina estuvo en el bloque, pero destacaron dos nombres: Alan Brandi y Nico Sarmiento. El primero, español de nacimiento, anotó un doblete en la segunda mitad después de que en el primero su equipo hubiera remontado el tanto inicial de Eder Lima, el mejor en los rusos y uno de sus cuatro brasileños nacionalizados. Vaporaki, a pase de Rescia, y Cuzzolino, de doble penalti (su especialidad), lo habían logrado. 

El otro protagonista, Nico Sarmiento, demostró con una exhibición que ha sido el mejor portero del torneo. El meta del Palma de la LNFS fue un muro cuando más lo necesitó su equipo, durante una segunda mitad en la que mandaba 4-2 y Rusia se rebanaba los sesos para encontrar una rendija.

Sólo en unos últimos minutos locos lo consiguió, pero le faltó tiempo para la remontada a una Rusia que se le queda la sensación de haber perdido su gran oportunidad mundialista. Argentina, por su parte, logra una gesta que debería servir como trampolín a un deporte que debería conectar con el país sudamericano.  Wilhelm, su capitán y balón de oro del torneo, no podía evitar las lágrimas al final: “Le hemos demostrado a nuestro país que el futsal es maravilloso”.