OAKLAND RAIDERS

Los Raiders jugarán en Las Vegas según la alcaldesa

La ciudad está apostando con todo para quedarse con el equipo que ahora mismo reside en Oakland y que tiene toda la pinta que cambiará de aires en breve.
Patriots-Chargers

Madrid
0
Los Raiders jugarán en Las Vegas según la alcaldesa

La alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman,  ha asegurado a la ESPN que su ciudad va a conseguir atraer el equipo de los Raiders, que actualmente juega en Oakland, para que establezca su nueva residencia en la ciudad del vicio y el juego. Goodman no tiene la menor duda de que en las apuestas van los primeros y que sus cartas son las mejores para la jugada que se avecina.

Sí, no ha sido mi frase más afortunada, ni mi chiste más sutil. Pero hay días y hay días, compañeros.

La señora alcaldesa tiene más razón que una santa. El dueño de los Raiders está buscando la construcción de un nuevo estadio. En Oakland ya le han dicho que, juntando todo lo que van a poner, igual llegan hasta cero dólares y cero centavos. Quizás un poco más, pero ya me entendéis. Mientras, en Las Vegas le han prometido 750 millones de dólares de los impuestos de la ciudad, más 150 millones de una corporación privada. El contraste es evidente.

¿Cómo una ciudad norteamericana puede aprobar esas cifras cuando todas las demás votan lo contrario en cuanto se somete a referendum? Pues porque en Las Vegas el dinero no saldría de los bolsillos de los vecinos de la urbe sino que serían de los turistas y sus diversos vicios. Ya se sabe que lo pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. Y eso que se queda en Las Vegas, que se puede traducir en dinero sin gran esfuerzo intelectual, se gastará en un estadio para tener un equipo de la NFL.

Sencillo.

Hay voces que se oponen al movimiento. Voces de dueños conservadores, por ejemplo John Mara de los New York Giants, que no quieren ver el nombre de la NFL asociado al juego, el alcohol, las mujeres de compra y venta, la fiesta desenfrenada y el cachondeo en general. Como todos sabemos, esta liga jamás ha tenido nada que ver con todos esos asuntos y, además, nada de todo eso se puede encontrar en el resto de ciudades del mundo occidental.

No hay mucho más que explicar ante un movimiento que parece obvio. La NFL, en su versión mojigata, aún no está convencida. Los Raiders necesitan 24 dueños que apoyen su traslado y, ahora mismo, no los tienen. Pero si hay algo que quita muchos pudores y lima ciertos argumentos morales es la matemática que acaba en dolares, esa que dice que 900 millones es más que 0.