MASTERS DE AUGUSTA

Spieth resiste en su peor día y DeChambeau da espectáculo

El texano sigue líder (-4) tras una mala jornada. McIlroy, a uno. El amateur fue la figura, pero se hundió en el 18. Sergio García, a cuatro.

Spieth resiste en su peor día y DeChambeau da espectáculo
TANNEN MAURY EFE

Masters de Augusta 2016 en directo

Se despidió Tom Watson

Tom Watson, de 66 años y con 43 Masters disputados, jugó ayer por último vez en Augusta. Con dos chaquetas verdes en casa (1977 y 1981), Watson vivió una cerrada ovación en el green del 18. Se marcha uno de los mejores golfistas de todos los tiempos. 

"Creo que puedo cambiar el golf”. La ambiciosa frase se atribuye a Bryson DeChambeau, un amateur de 22 años, estudiante de física, que revolucionó el Masters con su estilo vintage (boina a lo Ben Hogan) y por el contenido de su bolsa. El californiano fue la sensación del día e hizo lo imposible: puso nervioso al gélido Jordan Spieth, compañero de partido, que resistió a duras penas como líder (-4).

DeChambeau, ganador del US Open Amateur y que se forma en la Southern Methodist University, introdujo en 2011 una novedad pasmosa en su repertorio. Puso la misma longitud a todos sus hierros (la del 6) y en lugar de con un número, los llama por un nombre (están El Rey, el Tim Cup, el Azalea...). Con esas armas dominó el viento que hizo tambalearse a las figuras en Augusta (sólo siete golfistas marchan bajo par) hasta ponerse a uno de Spieth, pero ensució su perfecta actuación en el 18 donde hizo triple bogey. Acabó en par, tras una buena novatada. Jamás un amateur triunfó en el Masters.

Spieth, dos meses mayor que Bryson, abandonó la senda del birdie y se metió en problemas con un doble bogey en el 5. Algo nunca visto al texano en Augusta. Jordan empezaba a hablar consigo mismo y a maldecir. Su buen feeling con el Masters había desaparecido... y llegaron otros cuatro bogeys (+2 en el día). Lo positivo es que sacó el modo conservador, arañó birdies y se instaló en -4. Compartirá partido estelar con Rory McIlroy, que lleva un major silencioso, pero muy efectivo (-3). “Será un gran duelo para el público, pero yo voy a lo mío”, dice el norirlandés, el único de los tres hombres que acabó bajo par su vuelta en el National, que, con la ayuda del viento, no parece receptivo a que se acabe el torneo en dobles dígitos. 

Sergio García llegará con una buena situación al fin de semana tras acabar en el par, pero con el mal sabor de boca de cerrar con bogey en el 17 y el 18. "No se puede estar contento. Es duro cuando juegas bien y te encuentras con seis o siete golpes más", contó. Lo positivo es que está a sólo cuatro de Spieth. Un buen día y se mete hasta la cocina.  El canario Rafa Cabrera Bello siguió peleando, firmó +3 para pasar el corte y jugar completó su primer Masters. Hoy, día de movimiento. Se espera más viento todavía.