Historia de la NFL

Al César lo que es del César y el mito que fue LC Greenwood

El jugador, miembro de la legendaria "Cortina de Acero" de los Pittsburgh Steelers de los 70, no se le reconocen los méritos conseguidos en su carrera.

0
Al César lo que es del César y el mito que fue LC Greenwood

El domingo van a estar en el campo dos de los mejores pass rushers de la liga, DeMarcus Ware y Von Miller. Ambos jugadores defensivos han hecho del pass rush su forma de vida, y como tales son también grandes acumuladores de sacks (60 y 134.5 respectivamente). El sack es la jugada donde un defensa alcanza al QB antes de que éste pueda ejecutar el pase o realizar el handoff, y que normalmente conlleva pérdida de yardas.

Si nos vamos a los libros de los récords de sacks en la Super Bowl aparecen dos jugadores con letras de honor: Darnell Dockett y Reggie White, este último conocido tambien como “The Sackmaster”. Ambos jugadores tiene acreditados tres sacks en un solo partido de la Super Bowl. El récord de sacks acumulados en partidos de la Super Bowl pertenece al DE Charles Haley, con 4.5, único jugador de la historia que tiene cinco anillos con sus cinco presencias en el gran partido.

¿Pero si os dijéramos que ninguna de esas marcas son récords? Pues muy probablemente nos dirían que nos equivocamos, vas al libro oficial de récords y esos datos y números son los únicos que figuran. Pero como ya hemos dicho en algún artículo anterior, la NFL no hizo oficial las estadísticas de los sacks hasta 1982. Esto significa que hay 16 ediciones de Super Bowls donde si uno mira las estadísticas se encontrará con que no hay un solo sack computado.

¿Y qué pasaba con aquellos pass rushers? ¿No se ejecutaban sacks en unos tiempos, los 70, donde las defensas dominaron la NFL? Además hay una serie de datos muy curiosos, entre aquellas Super Bowls había afamadísimas defensas como la Steel Curtain de los Pittburgh Steelers y la tremenda DL conocida como “Purple People Eaters” de los Minnesota Vikings.

En aquellas unidades jugaron varios de los mejores jugadores defensivos de todos los tiempos, entre ellos hay varios miembros del Hall of Fame. Curiosamente ninguno de ellos acumula un solo sack en sus múltiples presencias en la Super Bowl, entre ambos equipos reúnen ocho presencias en aquellas 16 ediciones.

La única verdad es una, la NFL entonces no computaba sacks. Por tanto, aunque un jugador hubiera conseguido ocho sacks en un partido, lo que ya de por si supondría igualar el récord en un solo partido, la NFL por evidente que fuera, seguirá negando la mayor. Como el sack no es estadística oficial hasta 1982, todos los conseguidos hasta entonces no existen.

Es tan absurda esta política de no revisión de algo tan evidente que si uno se toma la molestia de repasar alguna Super Bowl de aquellos años, se puede encontrar con ejercicios de surrealismo como el sucedido en la edición número X, la Super Bowl que enfrentó a los Pittsburgh Steelers y Dallas Cowboys. Los Pittsburgh Steelers eran los vigentes campeones y ya tenían en marcha su magnífica defensa, formada entre otros por Joe Greene, LC Greenwood, Jack Ham, Jack Lambert y Mel Blount, todos miembros del Hall of Fame menos el segundo, que ha sido finalista dos veces.

El fallecido LC Greenwood fue uno de los pilares de aquella defensa, elegido hasta en seis ocasiones para la Pro Bowl, cuando esta sí importaba. El DE era un especialista en el pass rush y el líder en sacks con 73.5, aunque ni uno solo figure en un solo libro oficial de los récords.

En la Super Bowl X el DT Joe Greene, y líder de la defensa, se lesionó en el 2º cuarto y tuvo que abandonar el partido, lo que condujo a que LC Greenwood tuviera que aumentar su rol defensivo ¿Y qué hizo aquel día el magnífico DE? Pues se descolgó con ni más ni menos que con cuatro sacks a uno de los QB más móviles que ha conocido la NFL, Roger Staubach. El QB de Dallas no sólo era conocido por sus famosas remontadas, de allí que recibiera el apelativo de Captain Comeback, sino que era un afamado “scrambler”.

En la primera jugada del partido LC Greenwood penetró tras la OL de Dallas y consiguió su primer sack. En el segundo cuarto conseguiría su segundo sack. En el descanso Joe Greene tuvo que dejar el partido. El tercer sack de LC Greenwood no llegaría hasta el primer drive del último cuarto, con los Cowboys aún por delante en el marcador. Su cuarto y último sack llegaría mediado el 4º cuarto y con los Steelers por delante.

Los Steelers se acabaron imponiendo por 21-17 y llegaron a ejecutar hasta siete sacks a Roger Staubach, pero no busquen en el libro de los récords, ni uno solo de ellos figura. Y lo más paradójico, la NFL aún mantiene el récord de Reggie White y Darnell Dockett con tres sacks en una Super Bowl cuando es más que evidente que LC Greenwood tiene cuatro. Y no sólo eso, también sería el líder absoluto con cinco, superando los 4.5 de Charles Haley.