St Louis Rams

Un evento catastrófico amenaza las instalaciones de los Rams

Un incendio subterráneo en un vertedero puede extenderse a otro con residuos radiactivos y las instalaciones del club se encuentran a medio camino.

0
Un evento catastrófico amenaza las instalaciones de los Rams

Antes de empezar, un aviso. Lo que os voy a contar no es una broma, ni es el día de los Inocentes, ni nada similar. Es una noticia que saltó hace algunas horas y que parece dar la razón a Stan Kroenke en su empeño de que los Rams abandonen St Louis lo antes posible. Y si es hoy, mejor que mañana, que las cosas no están para bromas.

El hecho es que en 2010 se inició un incendio subterráneo de combustión lenta en uno de los vertederos del área de St Louis, conocido como Bridgeton. Hasta ahí nada extraño, ese tipo de combustiones parecen relativamente comunes en las instalaciones que acumulan basuras. El origen del incendio se desconoce y aparentemente el único problema era que desde su inicio comenzó a haber un olor nauseabundo en la zona. De hecho, el gobierno municipal ha gastado millones de dólares en los últimos tiempos para montar tubos de hormigón y cubiertas de plástico para reconducir el olor hacia zonas no habitadas.

Incluso hay un juicio pendiente por el asunto, ya que el Fiscal General de Missouri, Chris Koster, demandó a los servicios públicos de la ciudad por el olor insoportable y está previsto que la vista se celebre en marzo.

El problema es que a unos1.000 pies(300 metros) de donde se está produciendo el incendio, se encuentra otro vertedero, el de West Lake, que contiene residuos radiactivos de procesamiento de uranio provenientes de una empresa química de St Louis llamada Mallinckrodt Chemical. Sí, de ese tipo de residuos que hacen que se te caiga el pelo, los dientes y hasta las orejas. Y hace unos días la KMOX, emisora local de St Louis, hizo público que desde hace un año el Gobierno del condado tiene preparado un plan de actuación en caso de que el fuego del vertedero de Bridgeton se extienda hasta el vertedero de West Lake y se produzca lo que el informe llama literalmente un “evento catastrófico” que, resumiendo, consistiría en una nube radiactiva que se cerniría sobre una zona densamente poblada y cercana al aeropuerto.

¿Y qué tiene que ver esta noticia con los Rams? Pues que, precisamente, entre el vertedero de Bridgeton y el de West Lake se encuentran estratégicamente situadas las instalaciones de los Rams. De hecho, una de las bromas que se comentan en el equipo, es que cuando hay interés real en fichar a un agente libre se consulta antes el pronóstico meteorológico para confirmar que el viento se llevará los malos olores provenientes de la combustión del vertedero lejos de las instalaciones, porque en caso contrario el jugador en cuestión se negará en rotundo a firmar cualquier contrato por muy bueno que sea.

Una vez hecha pública la noticia, las autoridades han restado importancia al informe y al “evento catastrófico” diciendo que el plan no se ha hecho por que exista un peligro inminente, que es responsabilidad del gobierno velar por la seguridad de los residentes incluso previendo escenarios improbables y que vivir en la zona es seguro porque hay una vigilancia constante del incendio subterráneo de combustión lenta. Sin embargo, el mismo informe habla de la posibilidad de que una lluvia radiactiva se extienda por toda la región. De hecho, hay otros informes que afirman que se ha encontrado contaminación radiactiva en los árboles que rodean el perímetro del vertedero de West Lake, y eso sin que el fuego lo haya alcanzado.

Los St Louis Rams ya tienen una razón más para buscar una nueva sede menos insalubre. Se nos ocurre, por ejemplo, Los Ángeles. Ahí lo máximo que puede pasar es que estalle el famoso ‘Big One’.