BOXEO | MUNDIAL DE LOS PESADOS

El invicto Wilder defiende su cinturón y Klitschko se lesiona

El campeón del CMB se enfrenta, entre críticas, a un rival fáci en apariencia: Duhaupas. El ucranio, que tiene los otros cinturones, aplaza su cita con Fury.

0
El invicto Wilder defiende su cinturón y Klitschko se lesiona

Deontay Wilder vuelve a escena (madrugada del sábado en España) en el Legacy Arena de Birmingham, en Alabama. El campeón mundial estadounidense de los pesados, el hombre que devolvió la faja a EE UU después de un vacío de ocho años, pone en juego su fajín del Consejo Mundial de Boxeo frente a Johann Duhaupas (32-2-0 con 20 KOs).

En medio de las críticas, porque el francés no parece un rival de altura pese a su récord: 'El Reptil' hará su debut en EE UU con 32 años, su mayor logro es ser campeón de Europa y figura 11º en las listas del CMB. Una defensa, en apariencia, demasiado fácil para el 'Bombardero de bronce', que logró el título en enero contra Bermane Stiverne (decisión unánime) y lo defendió en junio contra Eric Molina (KO 9º).

Eso, mientras al otro lado del Atlántico, Wladimir Klitschko, campeón de los otros tres organismos (AMB, FIB y OMB) anunciaba que por un desgarro en el tendón de Aquiles no podrá boxear el 24 de octubre en Alemania contra Tyson Fury. El sueño de que se produzca en un futuro próximo, y en caso de que ambos retuvieran sus cinturores, un combate de unificación contra Deontay Wilder tendrá que esperar un poco más.

Entre tanto, Wilder se defiende. "No puede ser un mejor rival. Duhaupas tiene un récord bueno y nunca ha sido noqueado. Tiene la estatura (1,95 m frente al 2,01 del campeón) y el peso para protagonizar una buena pelea. Quiero ser el primero en noquearlo", advierte el estadounidense, de 29 años y un récord de 34-0 con un escalofriante porcentaje de KOs del 97%. Las apuestas, 18-1 a su favor.

"El boxeo en la división de los pesados ha vuelto y estoy contento de ser el motivo. Voy a seguir protagonizando batallas emocionantes. Quiero ser un campeón activo. No pretendo estar mucho tiempo en este deporte, así que quiero pelear lo más seguido que se pueda", advirtió Wilder. El combate se ofrecerá en abierto por la NBC. Algo que no ocurría en un mundial de los pesados desde el Larry Holmes-Carl Williams, en 1985 en Reno.