Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Los Cowboys desesperados en su búsqueda de corredores

DALLAS COWBOYS

Los Cowboys desesperados en su búsqueda de corredores

Los Cowboys desesperados en su búsqueda de corredores

Jessica Rinaldi

Reuters

Dallas prueba a Ben Tate, Felix Jones y Daniel Thomas, antaño llamados a grandes cosas, en su afán por completar un backfield que se adivina cojo.

Los Dallas Cowboys saben que tienen que mejorar su backfield. Durante toda la offseason han ido dejando claro que consideran que el puesto es poco relevante en su éxito y se han ido cerrando puertas una tras otra, pero lo cierto es que cuando uno ve esa estructura de equipo da la sensación de que no les vendría mal algún running back más, de cierto nivel. O dos. O tres.

Hoy el equipo está haciendo pruebas a corredores y receptores para entrar a formar parte del grupo de 90 jugadores que se disputen en primavera y verano las 53 plazas de la plantilla final. Entre ellos tres nombres destacan por encima de los demás: Félix Jones, Ben Tate y Daniel Thomas.

Félix Jones fue elegido en primera ronda del draft por los propios Cowboys en el año 2008. Jugó en la universidad de Arkansas compartiendo puesto con Darren McFadden y nunca llegó a desarrollar todo el potencial que se le presumía en Dallas. A pesar de tener gran velocidad, y completar algunas temporadas notables, tras cinco años con la franquicia acabó en Pittsburgh, donde fue cortado. Se dan varias circunstancias curiosas en este intento de vuelta de Jones a Dallas. Una es que el propio McFadden está también en el equipo, por lo que la reunión sería doble. Y otra que Jerry Jones, dueño de los Cowboys, es un eminente (y entusiasta) seguidor de los Razorbacks de Arkansas.

Ben Tate, por su parte, jugó, y bien, en Houston Texans como complemento de Arian Foster. Pero, tras tres buenos años, la pasada temporada vivió como clásico jornalero de plantilla en plantilla sin encontrar hueco ni en Cleveland, ni en Minnesota, ni en Pittsburgh, con presencias intermitentes.

Daniel Thomas fue drafteado por los Dolphins en la segunda ronda de 2011 pero nunca llegó a ser una sombra de lo que se esperaba de él. Y oportunidades no faltaron para que él se ganara el puesto de titular en Miami. En aquel Draft de hace cuatro años, una ronda después, los Cowboys draftearon a un running back llamado DeMarco Murray. Cosas del destino.

Los tres corredores no dejan de ser sobras en la actual NFL. Pero lo cierto es que el grupo de running backs de los Cowboys, comandados por un siempre dudoso McFadden, necesita muchos cuerpos porque no tiene un líder claro.

El juego de carrera fue la gran clave de la estupenda temporada de Dallas la pasada campaña. Sin embargo, durante esta offseason el equipo ha perdido a su gran estrella en el puesto, DeMarco Murray (fichó por los Eagles), ha fallado en sus múltiples intentos de firmar a Adrian Peterson y ha rehusado gastar una elección importante del draft en alguno de los corredores más renombrados de la camada de rookies.

Es por eso que, dado que cuentan con una candidata clara a ser la mejor OL de la NFL, consideran que sumar un número respetable de corredores decentes les puede servir para seguir dominando los partidos por tierra. Veremos si entre esos nombres están dos viejos conocidos de la liga como Tate y Jones. 

0 Comentarios

Normas Mostrar