Wedge se corona sobre hielo

DESCENSO EXTREMO SOBRE HIELO

Wedge se corona sobre hielo

Wedge se corona sobre hielo

Jörg Mitter (Red Bull)

El suizo acabó tercero en la última prueba del Red Bull Crashed Ice, que ganó el finlandés Pihlainen, y se llevó el título mundial ante 100.000 personas en Québec.

El suizo Derek Wedge se ha coronado en el Red Bull Crashed Ice, el Mundial de descenso extremo sobre hielo, en una electrizante final disputada el pasado sábado ante 100.000 espectadores, en Québec (Canadá), en un recorrido entre el caso viejo y la orilla del río San Lorenzo. Wedge llegó a ‘morder el hielo’ hasta tres veces en la final, pero recuperó el terreno perdido, terminó tercero en la prueba y se llevó el título final.

Prueba de Québec: 1º Arttu Pihlainen (FIN), 2º Scott Croxall (CAN), 3º Derek Wedge (SUI), 4º Kyle Croxall (CAN), 5º Miikka Jouhkinmainen (FIN), 6º Adam Horst (CAN), 7º Jim De Paoli (SUI), 8º Martin Niefnecker (ALE), 9º Marco Dallago (AUT), 10º Tristan Dugerdil (FRA)

Clasificación final: 1º Derek Wedge (SUI), 2.650 puntos; 2º Kyle Croxall (CAN), 2.618,6; 3º Cameron Naasz (USA), 2.585; 4º Scott Croxall (CAN), 2.241,6; 5º Marco Dallago (AUT), 2.120; 6º Miikka Jouhkinmainen (FIN), 1.930; 7º Kim Mueller (SUI), 1.708,8; 8º Paavo Klintrup (FIN), 1.412; 9º Jim De Paoli (SUI), 1.360; 10º Adam Horst (CAN), 1.218.

El finlandés Arttu Pihlainen fue el vencedor de la prueba, por quinta vez en Québec, triunfo que puso punto final a su impecable carrera dentro de la disciplina. En segunda posición se clasificó el canadiense Scott Croxall.

Wedge, monitor de esquí de freestyle en los Alpes, llegó a Quebec en la tercera posición de la general, a 395 puntos del líder, el estadounidense Cameron Naasz, y a 68,6 del canadiense Kyle Croxall. Pero Naasz cayó eliminado en la primera ronda, resultado que le relegó a la tercera posición final, con 2.585 puntos. Croxall y Wedge, por su parte, superaron los cuartos y las semifinales electrizantes para coincidir, nuevamente, en la final. El suizo empezó mal, con una salida lenta y tres caídas, pero peleó duro y logró remontar.

“Ha habido mucha acción en la final. Ha sido de locos”, afirmó el nuevo campeón del mundo, que debutaba en el Red Bull Crashed Ice el año pasado y que estrenaba su primera victoria hace poco más de un mes, en la carrera de Landgraaf (Holanda). “Recuerdo haber visto a Kyle a mi izquierda y a su hermano Scott a la derecha y luego encontrarme con el muro. Siempre había soñado con ser campeón del mundo. Lo he conseguido”.-

En la categoría femenina, la canadiense Dominique Thibault superó a la finlandesa Salla Kyhala y a la campeona del año pasado, la también canadiense Fannie Desforges.

Comentarios

Comentarios no disponibles