NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RACING | EL ALARGUE

Otro equipo, otra categoría, el mismo plan

El duelo con el Villarreal B señaló que Romo apuesta por la continuidad respecto al equipo del Racing que ascendió la pasada temporada

Actualizado a
Ocasión clara de Aldasoro en el 93' frente al Villarreal B.
Nacho Cubero

Parece razonable que un entrenador que ha logrado el ascenso de la manera incontestable en la que lo ganó Guillermo Fernández Romo la pasada temporada crea que lo mejor es seguir el mismo camino. El problema es saber si el mismo plan sirve cuando los rivales son mejores que los del curso pasado y tu equipo, en cambio, es peor. Lo de mejor o peor, obviamente, es opinable, pero empieza a dar la sensación de que al míster, que después de once fichajes utiliza solo a cuatro de titulares y que no tiene a sus órdenes a Pablo Torre y a Soko, probablemente los futbolistas más diferenciales a la hora de generar volumen de juego en el área rival, se lo puede parecer. A mí, desde luego. En Primera RFEF hacías un planteamiento similar al de ayer, que pasen pocas cosas, que no nos creen ocasiones y paciencia, que ya tendremos la nuestra, te valía porque en el 89′ el de Soto de la Marina se sacaba un conejo de la chistera y Cedric la embocaba con un gran remate. Así fue el arranque de hace justo un año. Ahora los centrales son más fuertes, los laterales más rápidos y los porteros mejores. Y no tienes a Pablo. A lo mejor, hay que asumir más riesgos para ir a por los partidos. Dicho esto, el Racing no mereció perder en absoluto.

Los trescuartistas

Se veía venir a medida que avanzaba la pretemporada que la cosa iba a acabar con Arturo por la derecha, Íñigo Vicente por la izquierda y Juergen de mediapunta. Se veía venir, sorpendentemente, porque los únicos que generaron peligro ante la portería rival fueron Camus por un costado y Alfon, aunque fue de más a menos, por el otro, pero se veía venir. Y así fue. Íñigo Vicente no tiene ahora mismo ritmo y no está para competir (ahí fue valiente Romo al cargarse al vizcaíno nada más entrar al vestuario), es opinable si Arturo puede jugar de extremo a pie cambiado en Segunda, pero es indiscutible que le hacen un flaco favor poniéndole de extremo derecho porque acabará saltando del once y Juergen entra por el ojo, juega bonito..., pero a 45 metros de portería. Son buenos jugadores, con calidad, sin duda, pero no llevan el balón al área rival. Ahora, por lo menos. Problema gordo.

Íñigo y Tienza se comieron literalmente a Del Moral y Carlo, los pivotes del Villarreal B, y fueron los mejor del Racing.
Ampliar
Íñigo y Tienza se comieron literalmente a Del Moral y Carlo, los pivotes del Villarreal B, y fueron los mejor del Racing.NACHO CUBERODiarioAS

Empiezan como terminaron

Muchos teníamos dudas porque el verano de Íñigo había sido mediocre. Gris. Como tristón. Frente a su habitual despliegue y la facilidad con la que ganaba duelos en Primera RFEF, parecía menos intenso, menos físico, pero fue una falsa alarma. El domingo Íñigo siguió siendo aquel, como Raphael. Fausto Tienza, que ha cumplido bien en pretemporada, también brilló contra los amarillos. Los cuatro últimos meses de ambos fueron una barbaridad y en el estreno en LaLiga Smartbank siguieron igual. Salvo que nos engañe el nivel de los centrocampistas del Villarreal, que parecieron flojitos, un problema menos. Ahora, Íñigo y Tienza necesitan laterales que desborden por fuera o talentosos por delante que conviertan en peligro los balones que ellos se matan para robar. Si ellos fueran capaces de hacer lo que hacen y, además, dar dos asistencias por partido, Laporta tiraría de la quinta palanca para llevárseles al Camp Nou.

Las lesiones

A falta de ver la evolución de Unai Medina y Arturo, que hoy no han entrenado (no parecen lesiones graves, pero preocupa más el centrocampista), parece claro que el once en Los Cármenes va a ser diferente al del arranque liguero. Dando por sentado que Íñigo Vicente no va a ser titular y que está tocada toda la banda derecha, podría verse una alineación con Dani Fernández, lateral superofensivo, y Alfon, extremo encarador por la derecha y Marco Camus, todavía más encarador, por la izquierda. Interesante. Podría darse el caso de un Racing más profundo en Granada, ante uno de los favoritos, que en casa ante uno de los más modestos. A no ser que Mikel Martija encuentre rápido el '7' que busca ( y el '8' y el '9'), tampoco tiene Romo muchas más opciones, salvo inventos como el de Íñigo en un extremo para acoplar a Aldasoro por dentro junto a Tienza, o implementar a Sául, que ya compartió carril dos temporadas aquí con Iñaki, por delante de Satrústegui. Que bonito es el fútbol, en el que todos tenemos opinión. Y qué difícil es ser entrenador, ya que todos tenemos opinión. Y la decimos.

Unai Medina acabó el partido frente al Villarreal B casi cojo por problemas musculares.
Ampliar
Ya sin la posibilidad de hacer cambios, Unai Medina acabó el partido con serios problemas musculares.Nacho Cubero
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?