NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

La montaña rusa de Asensio

El balear ha vuelto a la Selección y ha sido importante. Justo cuando perdía peso en el Real Madrid y tenía su futuro en el aire tras una temporada llena de vaivenes.

Actualizado a
Real Madrid's Spanish midfielder Marco Asensio celebrates after scoring his team's third goal during the Spanish League football match between Real Madrid CF and RCD Espanyol at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on April 30, 2022. (Photo by GABRIEL BOUYS / AFP)
GABRIEL BOUYSDiarioAS

“Es mi mejor temporada goleadora en el Madrid. Ha habido un tramo en el que sí he tenido esa continuidad y esa regularidad. Ahí es cuando he podido demostrar y hacer más goles. He tenido más regularidad en el juego. En el tramo final, no he tenido esa regularidad. El entrenador ha contado menos conmigo”. Así definía Marco Asensio en entrevista con AS su campaña 2021-22. Una temporada llena de vaivenes y que termina con mucho título, alguna duda y una certeza: una vez termine la concentración con la Selección, será el momento de, como añadía el propio extremo, “valorar las cosas”.

El curso arrancó con la BBH, Benzema-Bale-Hazard, como punta de lanza de Ancelotti en las dos primeras jornadas. Asensio, con un papel secundario. Suplente en las cinco primeras. Vinicius ‘robaba’ la banda izquierda a Hazard, pero la derecha la perdía Bale sin haber dueño en firme. Ahí apareció el clavo al que se aferró Marco. Aunque lo hizo a través de una demarcación puente, su partido como centrocampista libre contra el Mallorca. Un hat-trick a su equipo natal que le hizo de llave a la titularidad. Salió de inicio en nueve de los once siguiente choques ligueros en los estuve disponible (se perdió uno por lesión). Tenía ganado su pulso particular con Rodrygo y en febrero su presencia en el tridente se recitaba casi de memoria.

Pero llegó marzo, y con él las vacas flacas. Ese tramo final que antes mencionaba carente de continuidad. La eliminatoria ante el PSG en octavos, donde pasó de puntillas, le hizo daño y ahí perdió su papel preponderante en noches de tronío. Reforzar la sala de máquinas con Valverde, que servía para rotos atrás (su gran papel ante el Chelsea como apoyo de Carvajal le reforzó) y descosidos delante (con sus cabalgadas rompelíneas, como en la final de Champions en la asistencia a Vinicius), ganaba enteros y reconvertía el esquema blanco en un 4-4-2. Rodrygo arañaba minutos a base de milagros (Sevilla y, sobre todo, Chelsea y Manchester City) hasta completar el sorpasso a Asensio y terminar el curso con mayor minutaje que nuestro protagonista: 2.435′ contra 2.110′. Una montaña rusa para Asensio que ha cogido vuelo de nuevo justo cuando lo perdía en el Madrid, con la llamada de Luis Enrique.

La Roja y su futuro, de la mano

El extremo de Palma de Mallorca no acudía con la Roja desde el famoso 6-0 a Alemania, en noviembre de 2020. Hasta esta convocatoria, donde el seleccionador colocaba su nombre entre los elegidos. No jugó contra Portugal, pero aportó su “salsa” frente a la República Checa. Media hora en la que tuvo tiempo de estrellar un balón al balo, templar una asistencia a Ferran que la madera también le arrebató y, finalmente, servir el 2-2 definitivo a Íñigo Martínez que atenuaba las alarmas en la Nations League. Luis Enrique no le regaló los oídos posteriormente, pero sí dejó entrever que podría haber vuelto “para quedarse”. Con este regreso, el Mundial vuelve a ser una opción. Su talento está fuera de toda duda, pero sí una continuidad que en su club perdió a última hora. Mal compañero de viaje un inicio de curso tambaleante con el viaje a Qatar (la cita mundialista arranca en noviembre) a la vuelta de la esquina.

Escudo/Bandera equipo
España
  • España

Y todo ello trufado con un cambio de agente, de Horacio Gaggioli (el de toda la vida) a Jorge Mendes (el nuevo), que colocó aún más interrogantes en su futuro. Como ya informó AS, la intención de Asensio era continuar vestido de blanco y renovar su contrato más allá de 2023. El Madrid le emplazó a una reunión a final de temporada, puesto que no se plantean dejarle marchar a coste cero. No obstante, el futbolista sí que dejó esa vía abierta este martes. “Hay una tercera posibilidad; que cumpla mi año de contrato”, respondía al ser puesto en situación de renovación o traspaso. El runrún le rodea y el Madrid tiene en cartera a Gnabry, un futbolista de banda y con mucho gol, como Asensio. Queda mucho verano y esa reunión tendrá lugar, con Mendes en lugar de Gaggioli al otro lado de la mesa. Veremos en qué punto de la atracción se encuentra Marco al final del mercado estival...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?