NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Ancelotti tiene trabajo

El técnico tiene la palabra sobre la necesidad de fichar a un hombre de ataque si se va Asensio. La transición dulce en la media depende de su mano izquierda. Ha de recomponer la defensa...

Actualizado a

La dinámica con la que arranca el segundo proyecto de Ancelotti (63 años) en su segunda etapa en el Madrid es inmejorable, pero el técnico italiano todavía tiene que encajar varias piezas del nuevo puzle que tiene ante sí. Hay tiempo. La pretemporada será larga. Hasta el día 19 el equipo no viaja a EE UU. Allí jugará tres partidos ante Barcelona, América y Juventus antes de disputar el primer título de la temporada el día 10 de agosto, en Helsinki, frente al Eintracht. Justo después arranca LaLiga. Pero para eso falta exactamente un mes. Y durante ese tiempo, Ancelotti tiene que tomar decisiones importantes.

Asensio y Ceballos.

Son las dos principales patatas calientes que el Real Madrid tiene sobre la mesa este verano. A ambos les queda una temporada de contrato. Terminan en junio de 2023. A día de hoy, el club se mantiene firme en la decisión tomada de abrirles la puerta. Por eso ninguno de los dos tiene oferta de renovación sobre la mesa. Pero Ancelotti puede revertir el destino de cualquiera de ellos si cree que los necesita. El caso de Asensio (26) es más peliagudo. Con él se marcharán los diez goles que suele meter por temporada. La pasada fueron 12. Asensio cambió de agente (ahora lo lleva Jorge Mendes) para buscar otro equipo de postín. Pero si la oferta que llega es insuficiente el Madrid (y Ancelotti) tendrán que tomar una decisión: si es mejor aceptar una oferta a la baja que no supere los 20-30 millones o aguantarle el último año, aun sabiendo que se irá gratis, para que siga aportando esos goles.

Ampliar
DeFodi ImagesDiarioAS

Decidir si ficha.

Del mismo modo, la postura del club a estas alturas es clara. No habrá más incorporaciones. Pero también es cierto que en este periodo las situaciones son volátiles. Será Ancelotti quien tenga la última palabra sobre si es necesario fichar o no a un hombre de ataque. Y no necesariamente ha de ser un nueve puro. Si finalmente Asensio se va, no es descartable que el técnico italiano valore la posibilidad de incorporar a alguien ahí.

Decidir sobre el 9.

A Ancelotti le respaldan sus decisiones. La pasada temporada ya dio sobradas muestras de no contar con Jovic (que sólo jugó 549 minutos y marcó un gol), ni Mariano (un tanto en 397′). Antes que darles minutos a ellos probó en el puesto de nueve a Isco, Asensio, Rodrygo y Bale. El serbio tomó nota y ha buscado una salida en la Fiorentina. Ya no está vinculado al Real Madrid. El agente de Mariano ha dicho que están dispuestos a salir (tiene contrato hasta 2023), pero ya son dos temporadas seguidas que lo ha puesto muy difícil. Con todo, la decisión de Ancelotti sobre el nueve radica en si le vale o no Mayoral (25). Lo conoce de sobra. En su primera temporada cedido en el Roma, Mayoral marcó 17 goles en 45 partidos. En la segunda, la pasada, se le atravesó a Mourinho y jugó la segunda parte de la campaña en Getafe: 6 tantos en 18 encuentros. El técnico italiano quiere ser justo y Latasa, el ariete del Castilla, va a hacer la pretemporada con el Madrid para que compita por el puesto.

Transición en la media.

Por primera vez en muchos años (desde que Marcos Llorente abandonó el Madrid en el verano de 2019), Casemiro (30) tendrá competencia en su puesto. Y menuda competencia, Tchouameni (22), el jugador de moda en Francia. Le ha quitado el puesto a Pogba en la selección de Deschamps y el Madrid ha pagado 80 millones de euros al Mónaco por él. Por otro lado está Camavinga (40 al Rennes, tiene 19 años), otro medio enérgico. Y Valverde (23), que se convirtió la pasada campaña en el jugador número once. La Santísima Trinidad (Modric, de 36, y Kroos, de 32, junto al brasileño) tiene complicado, al menos, seguir siendo indiscutible. En cualquier caso Ancelotti tiene la tarea de conseguir que haya una transición dulce en la sala de máquinas. Ahí, el Madrid ya ha completado la renovación en el mercado.

Ampliar
Antonio VillalbaDiarioAS

Recomponer la defensa.

El fichaje de Rüdiger (29) remueve todos los cimientos de la defensa. En teoría, deshace la pareja de centrales titular de la pasada campaña (Militao-Alaba) y lleva al austriaco a jugar más de lateral izquierdo, una posición de sobra conocida para él. “Soy un jugador flexible y lo daré todo, sin importar donde juegue”, advirtió Alaba en su presentación. El gran damnificado de esta situación es Mendy (27), con tendencia a las lesiones. Se perdió 14 partidos el pasado ejercicio por cinco dolencias diferentes y, sin embargo, los registros del equipo con él en el lateral son excepcionales: el Madrid sólo ha perdido 5 de los 73 partidos que jugó (más aún, sólo dos de los 63 en que fue titular). Ancelotti lo tendrá complicado para elegir.

El papel de la cantera.

Ancelotti utilizó la pasada temporada, de manera testimonial, a seis de La Fábrica: Latasa (9′), Sergio Santos (10′), Mario Gila (23′), Peter (24′), Antonio Blanco (36′) y Miguel Gutiérrez (327′). Tenía una plantilla muy amplia y, por tanto, muchos egos que contentar. Este curso, en cambio, el plantel se reduce a 22 o 23 jugadores.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?