NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | MAURO SILVA

Mauro Silva: “Me gustaría una final del Mundial Brasil-España”

Mauro Silva atiende a AS como vicepresidente de la Federación de fútbol de São Paulo. Sueña con un título de su país o español.

Actualizado a
Entrevista con Mauro Silva.
DIARIO ASDiarioAS

Si en el diccionario existiera la definición de mediocentro defensivo debería aparecer al lado la fotografía de Mauro Silva (12-1-1968, São Paulo, Brasil), auténtico referente histórico en esa posición del campo. Emblema del gran Deportivo, con una calle en A Coruña que lleva su nombre y campeón del mundo con Brasil en 1994, Mauro es, a sus 54 años, vicepresidente de la Federación de fútbol de São Paulo y ha acudido a Qatar como comentarista televisivo de NBC Universal Telemundo. El brasileño atiende a AS.

¿Ha cambiado mucho el fútbol en estos 28 años, desde que fue campeón con Brasil en Estados Unidos?

Sí, bastante. Cada vez hay más datos, se entrena mejor, es todo más científico, se saca más rendimiento de los jugadores y veo que hay menos espacios en el campo. El fútbol ha cambiado y seguirá cambiando.

Ahora es todo más físico y más táctico ¿Se está perdiendo el fútbol de calle?

Desgraciadamente es así. Todo está más mecanizado. Se estudian y analizan mucho todos los parámetros y el juego es cada vez más organizado. Además, antes la formación era más natural y espontánea, en las calles. Ahora se hace en las escuelas y hay que tener mucho cuidado para no perder la esencia del fútbol porque corremos el riesgo de ver cada vez menos jugadores creativos como Maradona, Messi, Djalminha o Ronaldinho. Hay que rescatar la esencia del juego: el regate, la improvisación y el uno contra uno. Es algo que discutimos bastante en la Federación paulista porque nos preocupa mucho que los entrenadores transmitan a sus futbolistas jóvenes la filosofía adecuada para formar buenos jugadores.

Y lo dice alguien que no era un gran virtuoso como Romario, Rivaldo o Bebeto. Usted sí era un jugador muy táctico y muy posicional…

Es cierto pero yo empecé a preocuparme por esos aspectos del fútbol con 16 o 17 años porque en mi país lo importante es la creatividad. De pequeño me gustaba estar en la calle, regatear a cinco rivales y meter gol. A los niños les gustan dos cosas: el balón y marcar goles y si se enamoran de esto será más fácil formar buenos jugadores.

¿Es cierto que estudiaba mucho a los futbolistas con los que iba a enfrentarse?

Sí, porque normalmente, como se dice en España, me tocaba bailar con la más fea del centro del campo rival y me fijaba mucho en el patrón de juego de ellos para intentar frenarlos. Me gustaba analizar cómo actuaban y se movían sobre el terreno de juego y eso me ayudó a desarrollar una gran intuición sobre el campo.

Le tocó defender a estrellas como Ronaldinho, Maradona, Zidane, Baggio, Rivaldo,…¿Cuál fue el más complicado?

Todos eran figuras mundiales pero el que más problemas me creó fue Maradona. En un partido contra Argentina en Buenos Aires intenté no darle ni un metro, no dejarle ningún espacio, le hice un marcaje muy fuerte. El choque acabó 0-0 y yo salí del campo con la satisfacción del deber cumplido.

¿A Diego daba igual que lo estudiase? ¿Era imparable si tenía su día?

Es que tenía un repertorio de recursos muy amplio y técnicamente era extraordinario. Imponía mucho respeto. Si lo tenías enfrente no le podías dar ni un milímetro de espacio. Otros fenómenos como Ronaldinho caían más a banda y no estaban tanto en el centro. Maradona fue sin duda el rival que más problemas me causó en un campo de fútbol.

¿Es cierto que le llamó por teléfono una vez cuando usted explicó a un periodista argentino en la radio cómo debe ser la figura de un ‘5′ y lo mencionó a él?

Sí. Diego era una gran figura humana y le tuve un cariño impresionante. Eso ocurrió en Buenos Aires. Yo explicaba en un programa de radio en directo que la misión del mediocentro es fácil, se trata de recuperar el balón y dárselo al mejor de tu equipo y si ese era Maradona con más motivo. Diego lo escuchó y a los pocos minutos de acabar la entrevista el periodista volvió diciendo que estaba Diego al teléfono para hablar conmigo. Me dio las gracias por lo que había dicho sobre él y fue un momento especial y muy entrañable. Diego fue una gran persona que sólo se hizo daño a sí mismo.

La selección brasileña en el Mundial de Estados Unidos 1994.
Ampliar
La selección brasileña en el Mundial de Estados Unidos 1994.DIARIO AS

Hace unos años decía que el mejor mediocentro defensivo era Casemiro. ¿Lo sigue siendo?

A mí me encanta. Ha ganado cinco Champions y ese dato es tremendo. El Madrid ha hecho un gran negocio con él porque le ha sacado rendimiento deportivo y económico. Es un jugador increíble por la consistencia que da a sus equipos. Brasil ha sufrido cuando él no ha estado en el campo. Para mí sigue siendo el mejor.

Su sucesor en el Madrid es Tchouameni ¿Qué opinión tiene de él?

Tiene un gran porvenir y creo que el Madrid ha hecho una gran operación. Ha sacado rendimiento a Casemiro durante diez años y ha conseguido dinero suficiente para fichar a un gran sustituto mucho más joven. Es dinámico y con gran potencial. Creo que el francés puede hacer historia en el Madrid pero las expectativas en ese club son muy altas y no es fácil jugar allí. Hay que demostrar muchas cosas durante mucho tiempo para triunfar en el Madrid.

Si fuera director deportivo y tuviera presupuesto para fichar a una sola estrella mundial ¿Quién sería?

Por edad y porvenir a Vinicius.

¿Antes incluso que a Haaland o Mbappé?

A Haaland también. Me gusta mucho. Con Mbappé no lo tengo tan claro, tengo dudas con él así que estaría entre Haaland y Vinicius. Sería uno de los dos.

A nivel de carisma y cariño de los aficionados, ¿Vinicius está ya cerca de Neymar en Brasil?

Todavía no. Vinicius salió muy joven del país y Neymar estuvo más tiempo en el Santos. Cuando Ney se marchó lo hizo con una carrera más consolidada. Los brasileños quieren mucho a Vini pero aún no está a la altura de Neymar.

¿Brasil es favorita para ganar el Mundial?

Sí. Brasil siempre es favorita y quizás esta vez un poco más por plantilla y por entrenador. Tite sabe lo duro que es perder un Mundial y esa experiencia debe ser positiva. Está claro que es una de las grandes candidatas pero para ganar un título así deben alinearse los astros porque tras la primera fase en un mal día te vas para casa. No vale con tener el mejor equipo.

¿Ve alguna selección que se aproxime al potencial ofensivo que tiene la verdeamarelha?

Nombre por nombre y con tantas opciones no. Son muchos delanteros de altísimo nivel y honestamente no veo a ningún equipo cerca en la línea ofensiva.

Se habla mucho del último Mundial de Messi pero es posible que también lo sea de Neymar, que tampoco ha ganado uno nunca. ¿Lo ve más motivado que nunca?

Sí. En el PSG le noto muy motivado durante los últimos meses. Sabe que es su momento, que es su gran oportunidad porque si llegase al de 2026 ya no sería seguramente en las mismas condiciones que ahora. Está mentalizado y sabe que es la gran ocasión para ganar un Mundial y eso a la selección le viene muy bien.

Le pido un nombre ¿A quién ve como gran rival de la Seleçao?

Hay grandes equipos como España, Alemania o Inglaterra pero le diré Argentina.

¿A pesar del gran tropiezo frente a Arabia Saudí?

Sí. Eso ha podido ser un accidente. Ha perdido cuando podía perder. Recuerde lo que ocurrió con España en Sudáfrica. La veo muy fuerte por Messi, por la trayectoria de 36 partidos que llevaba sin perder, por haber ganado la última Copa América en Maracaná,…Son muchos argumentos a su favor aunque es cierto que ha sido una gran sorpresa su debut con derrota ante un rival aparentemente más débil.

Y además tiene de seleccionador a un gran amigo suyo que fue compañero en el Depor durante muchos años…

A Scaloni lo conozco muy bien y sé cómo piensa. Es muy trabajador y daría su vida por ganar el trofeo más buscado. Sabe que es el último Mundial para Messi y estoy convencido de que va a manejar muy bien ese mensaje para motivar aún más a su grupo de jugadores porque es muy bueno gestionando el plano emocional. Argentina y Brasil podrían cruzarse antes de la final pero analizándolo fríamente creo que se levantarán del golpe ante Arabia y será nuestro gran rival.

Otra gran sorpresa ha sido la derrota de Alemania ante Japón

Ha sido totalmente inesperada porque tenía el partido en sus manos y lo dejó escapar. Hacía tiempo que no veía a un equipo tan experto fallar tanto arriba y con tantos errores defensivos. Además, no sé por qué Flick cambió a Gündogan. Para mí estaba siendo el mejor del partido. Los cambios metieron a Alemania atrás y a Japón le dieron alas. Ahora los alemanes se la juegan ante una España que ha empezado muy fuerte. Esto acaba de comenzar y está muy emocionante.

Usted también es español porque tiene la doble nacionalidad. ¿Qué espera de España tras el 7-0 ante Costa Rica?

Es un equipo joven y en transición. Sólo queda Busquets de la gran generación que ganó en Sudáfrica. Creo que hará un gran papel y tiene un entrenador muy ofensivo. El comienzo ha sido increíble, con una gran goleada, pero sinceramente no la veo peleando por el Mundial. Ojalá me equivoque porque si gana España me alegraría tanto como si lo hace Brasil.

¿Qué jugadores españoles le gustan más?

Busquets de siempre. Me encanta también Azpilicueta, al que he visto muy bien en el Chelsea. Luego hay jóvenes como Pedri, Rodri o Gavi que tienen calidad y no sé cómo llega Morata pero destacaría a los dos primeros.

¿Qué final le gustaría ver?

Si fuera posible España-Brasil, por supuesto. El corazón me pide esa final pero es muy complejo llegar hasta ahí. En USA 94, por ejemplo, nosotros teníamos un gran equipo con Cafú, Romario, Dunga, Bebeto,…y sufrimos bastante en varios partidos. Cualquier detalle en un encuentro decisivo te puede dejar fuera.

¿Le ha gustado especialmente alguna selección hasta ahora?

Inglaterra estuvo muy bien ante Irán. Apuesto por las selecciones tradicionales porque un Mundial es una competición muy dura y es importante la experiencia en los momentos decisivos. Incluyo a los ingleses en ese grupo.

Tras su retirada se preparó muy bien para la administración y la gestión y algunos ya ven en usted a un futuro presidente de la CBF. ¿Le haría ilusión?

Lo que de verdad me hace ilusión es que el fútbol brasileño sea una gran industria como LaLiga o la Premier para que genere riqueza y puestos de trabajo. No sé hasta dónde llegaré pero me estoy preparando y actualizando desde hace muchos años para contribuir a que el fútbol de mi país crezca. No me quita el sueño alcanzar grandes metas personales, no tengo protagonismo. Es igual que me pasaba en el campo, yo trabajaba para el equipo y no me importaba quién metiese los goles. Sólo quiero hacer una buena gestión y contribuir lo máximo posible. Soy jugador de equipo.

¿Y le apetece presidir algún día el Deportivo de la Coruña?

Estuve 13 años allí y el cariño que le tengo al club, a la afición y a la ciudad son enormes. Tuve dos oportunidades para volver pero creo que mi sitio ahora está en Brasil, al lado de mi madre. Además, tengo la sensación de que soy más útil allí de lo que sería en A Coruña. Hemos renovado el mandato al frente de la Federación de São Paulo hasta 2026, nos han apoyado 156 clubs y hay muchas cosas por mejorar. Tengo que cumplir ese compromiso. Me encantaría que el Depor volviese a jugar en Primera y en la Champions porque mi etapa allí fue maravillosa pero ahora estoy involucrado en otro proyecto.